Crítica: Vengadores: Endgame

Crítica: Vengadores: Endgame

Tras 11 años y 22 películas a sus espaldas, llega lo que se podría considerar el final de una era en la que Marvel, a veces mejor y a veces peor, pero siempre correctos, ha sabido crear un universo plagado de superhéroes que nos ha llevado hasta este justo momento, hasta esta Endgame que si algo sabe hacer bien, muy bien, es aprovechar todo ese legado para rendir un sentido homenaje a algo que seguramente será irrepetible a corto plazo.

Hay que decirlo, y más vale hacerlo antes que después, y es que el guión de Endgame no es precisamente su punto más fuerte, pero sí que tiene otras virtudes que compensan de sobras. En este aspecto era mucho más profunda y consistente Infinity War, pero Endgame coge a los personajes que quedaron de esta y los lleva a otro nivel, los evoluciona de una manera que desde luego no te esperas, y su primer cuarto de hora es capaz de descolocarte y dejarte de lo más intrigado. Luego, es puro fan service en el que disfrutar cada una de sus referencias y empieza una montaña rusa de emociones que ya no te deja hasta su apoteósico tramo final que es lo más grande que ha dado el universo Marvel, que supera hasta con creces lo visto en Infintiy War.

Estaremos de acuerdo en que los hermanos Russo es lo mejor que le ha podido pasar al universo Marvel, de sus manos han salido lo que seguramente sean las mejores películas de esta etapa, y has demostrado con sus dos últimos trabajos que el tener un puñado de personajes con los que trabajar no es un problema. Hemos visto crecer a estos personajes película a película, evolucionando a través de ellas, y aun así has sabido dar un paso más y ver como todos ellos se enfrentan de distintas maneras a la catástrofe resultado del chasquido de Thanos, como la perdida y la frustración a tocado sus vidas. Si Infinity War era el retrato de un villano, Endgame es el retrato de unos personajes con los que hemos crecido y madurado durante 11 años.

Es complicado hablar de esta película intentando no destripar nada, y creedme que lo mejor que han hecho es contar cuanto menos posible, cuanto menos se sepa de ella al verla mucho mejor, más sorpresas y más emoción al descubrir todo lo que nos aguarda, que no es poca cosa.  Porque esto es ante todo un regalo inmenso, tanto para el que antes de empezar este universo cinematográfico ya conocía los personajes por los comics, como para el que se ha subido al carro a raíz de las películas. Si con la primera Vengadores flipamos a ver a nuestros héroes juntos luchando codo con codo y nos parecía lo más de lo más, si cuando vimos a Iron Man enfrentarse al Capitán América en Civil War se nos encogió un poco el corazón y si en Infinity War pensamos que ya no podía superarse su épico final, Endgame llega todavía más lejos y supera cualquier expectativa de lo que nunca soñamos ver en una pantalla grande.

Lo que consigue Endgame no es poco aun con sus fallos, llena de momentazos con los que emocionarnos y estremecernos, y que en las salas de cine se aplauda en más de una ocasión, que la gente llore y que ría y que alucine con lo que está viendo, y eso para mí es puro cine, puro espectáculo, y es lo que hace grande a esta película a la que ya se la puede considerar historia del cine.

Puntuación
19out of 5

4.8

4.8 out of 5
Imprescindible

Etiquetas en este artículo:
Imprescindible

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*