Crítica: Transylmania

by dragón negro | 11 mayo, 2010 11:09

Transylmania es una comedia de vampiros cuyos avances la situaban en una línea similar a la tan cacareada Lesbian Vampire Killers, claro que esta no tiene un título tan sugerente como la anterior, lo cual ha hecho que pasara mucho más desapercibida, pero a mi parecer es mucho más completa y honesta, y mucho más divertida, también hay más sangre, no mucho tampoco, y lo más importante, las vampiras enseñan las tetas.

Transylmania se centra en un grupo de estudiantes que realiza un viaje hasta Rumania a una universidad situada en un castillo. Una vez allí se verán envueltos en una trama vampírica donde un legendario vampiro intenta recuperar una caja de música que tiene atrapada dentro de ella el alma inmortal de su amante con la que pretende resucitarla.

El film es muy coral, el grupo de estudiantes se verá dividido y cada uno vivirá sus propias aventuras, todo muy de comedia de enredo y cuyas historias irán coincidiendo y cruzándose a veces hasta llegar al final. Esto hace que el film sea bastante ameno al tener varias tramas distintas y muchos personajes diferentes.

De todas maneras, no os voy a engañar, el film es una chorrada como una catedral, con una sucesión de gags que van desde lo escatológico a lo surreal, y claro está, algunos más acertados que otros, pero manteniendo un nivel que nunca llega a rayar lo patetico y lo idiota de films tipo Scary Movie.

Transylmania es en definitiva una comedia bastante disfrutable para ver con unos amigos y echarse unas risas sin muchas pretensiones y teniendo en cuenta que la propuesta no intenta vendernos la moto como sucedía en LVK, que luego nos dejó a todos con una decepción de las mayores del año pasado.

Enlaces relacionados: Trailer de Transylmania[1]

Endnotes:
  1. Trailer de Transylmania: https://www.masalladeorion.net/trailer-de-transylmania.html

Source URL: https://www.masalladeorion.net/critica-transylmania/