Crítica: Tony

Cuando os presenté Tony en diciembre del año pasado, apuntaba que iba a ser una de las propuestas más prometedoras de cara a este año que estamos, y no me equivocaba de mucho. Tony es el retrato de un hombre solitario, que vive en un pequeño apartamento en Londres y que tiene verdadera obsesión por las viejas cintas de acción en VHS, ya que no tiene un reproductor de DVD. Pero Tony esconde algo más tras esa presencia en principio inocente y débil.

Y es que Tony es un asesino en serie que se dedica a buscar victimas en los bajos fondos y en clubs de gays. Pero Tony es muchas más cosas, es un pervertido y un voyeur que se siente aislado del mundo y que busca irremediablemente una muestra de afecto.

Tony es un film atípico, que nos muestra la sucia y depravada realidad cotidiana a través de los ojos de su protagonista. No hay una trama explicita, no hay un planteamiento de film corriente con presentación, nudo y desenlace, no tiene que explicarnos el porqué, ni el cómo, ni el cuándo del modo de ser de Tony, tan solo el devenir de sus días, empieza un día cualquiera y termina en otro día cualquiera. Pero en esos días lo conoceremos, sabremos de él, y creedme que será el único tío al que no os gustaría cruzaros por la calle ni que os dirigiera la palabra.

Y todo hay que agradecérselo a la magnífica recreación del personaje que realiza Peter Ferdinando, uno de los puntos en los que hay que recomendar este film si o si. Ferdinando consigue que su personaje nos despierte las más enfrentadas sensaciones, a ratos repulsión, a veces pena, a ratos asco y a veces compasión, un American Psicho de bajo presupuesto y sin nada de glamour. Y hay que hacer hincapié en una banda sonora preciosa y de lo más escueta con un piano conmovedor y desconsolado que es una delicia.

Tony es un film que intenta encontrar belleza entre la violencia y el terror más simple, de que aceptemos a su protagonista tal y como es, como si fuera de lo más normal y viniera de la mano del Cronenberg de sus primeras películas. Acompañar a Tony en su particular demencia es una experiencia tan turbadora como hipnótica.

Enlaces relacionados: Trailer de Tony


2 comentarios

Deja un comentario
  1. Paco
    Paco 29 abril, 2010, 12:26

    Pinta interesante. Veo en imdb que la califican como drama, aunque siendo de asesino en serie, tiene que ser como mínimo un thriller, lo que me pregunto es si también es de terror.

    ¿El título Tony será un guiño a cierto Anthony (Perkins)?

    Responde a este comentario
  2. dragón negro
    dragón negro 29 abril, 2010, 16:49

    Pues no sabría muy bien que decirte, aunque drama la describe bastante bien, yo no lo llamaría thriller, y tiene pequeños guiños a terror, aunque tampoco sería la definición acertada para el film.

    En el film no se hace ninguna referencia a que pueda ser un guiño a Anthony Perkins, pero todo puede ser.

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*