Crítica: Todo a la Vez en Todas Partes

Crítica: Todo a la Vez en Todas Partes

Aunque ya se atisbaba en los tráilers que Todo a la Vez en Todas Partes iba a ser una película muy loca, en esta ocasión se han superado todas las expectativas y nos encontramos con un film de lo más original que mezcla sin ningún pudor artes marciales, ciencia ficción interdimensional, humor absurdo y bastante escatológico por momentos y conciliación familiar. Hay que reconocer que después de Swiss Army Man, los Daniels han vuelto a conseguir sorprender con otro arriesgada propuesta, lo cual no es poco.

El film se centra en Evelyn Wang, una inmigrante que regenta una lavandería y que tiene problemas para llegar a fin de mes rodeada de facturas, con un marido al que no hace mucho caso, una hija a la que no comprende y un padre que la lleva por el camino de la amargura. Su vida es un caos y un desastre, pero todo se complicará mucho más cuando un viajero dimensional aparece en su busca y le dice que solo ella puede salvar todo el multiverso infinito de un terrible mal que lo acecha.

Hacia tiempo que no veía un derroche de imaginación y de locura tan brillante, con unas escenas de acción muy bien ejecutadas y con unos recursos visuales bien implementados, que en alguna que otra ocasión recuerdan al Gondry en sus mejores momentos, además de un humor que llega a ser muy pasado de rosca y que es claro deudor de un humor asiático sin prejuicios, obsceno e hilarante.

Pero es que además, Todo a la Vez en Todas Partes, es un film muy complejo y desbordante en detalles y referencias, en el que hay que estar muy atento a toda la constante información que nos va dando y que vamos viendo, y que puede resultar apabullante en algún momento dado. Hay en el film claros referentes, y otro bastante evidente que me vino rápidamente a la cabeza es Matrix, de la que toma prestado la capacidad para cargar distintas habilidades, aunque aquí con una vertiente mucho más cómica.

La película combina momentos de acción desfasada con otros momentos más dramáticos, lo que lleva al espectador a una montaña rusa de sensaciones y de estímulos en los que a veces el ritmo parece avanzar a trompicones y resentirse, algo que se aún mucho más evidente en su tramo final, con su épico desenlace que se alarga y se alarga, y da vueltas y vueltas. Es tan solo una pequeña apreciación de lo que puede que sea uno de los pequeños problemas que tiene, que tampoco es que me ha llegado a importar demasiado.

Todo a la Vez en Todas Partes sigue siendo una de esas extrañas rarezas que cuesta tanto que aparezcan, y que cuando lo hacen, tienen que ser recibidas con los brazos abiertos porque queremos más cine así, atrevido, valiente y bizarro, una de esas películas que puede llegar con el tiempo a convertirse en film de culto.

Puntuación
15.5out of 5

3.9

3.9 out of 5
No te arrepentirás

Etiquetas en este artículo:
No te arrepentirás

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: