Crítica: The Wandering Earth

Crítica: The Wandering Earth

Netflix estrenaba hace unos días la superproducción china de ciencia ficción The Wandering Earth, uno de los mayores éxitos del cine chino y un blockbuster en toda regla que no tiene nada que enviar a las producciones de Hollywood, y al igual que estas, tiene sus virtudes y algunos de sus defectos.

La premisa que nos cuenta el film es que la Tierra está en peligro debido a la muerte de nuestro sol, y la solución que se encuentra es buscar un nuevo sistema solar donde poder habitar. Con lo que a través de miles de motores en el suelo terrestre, se impulsa al planeta en un viaje que durará varios siglos a través del espacio hasta llegar al lugar que tenga las características adecuadas. Para ello, una población seleccionada habitará bajo tierra durante todo este periodo y una nave precederá a la Tierra en su camino. Evidentemente, este viaje no estará exento de peligros como iremos viendo.

The Wandering Earth se centra en una familia que acabará siendo la clave para la salvación de la Tierra en sus primeros pasos para abandonar nuestro sistema solar. A través de la histoira de dos hermanos y de su abuelo que los cuida, y también de su padre que está en la estación espacial que avanza por delante, veremos como se da una situación que puede llegar a destruir el planeta. Lo que más destaca del film es un diseño de producción de lo más cuidado y unos efectos especiales que nada tiene que envidiar a cualquier superproducción americana.

Como todo buen blockbuster, tiene un ritmo frenético con numerosas escenas de acción y de destrucción con catástrofes ambientales, como si fuera una película de Roland Emmerich en sus buenos tiempos. Nos centramos en unos personajes que tendrán que superar sus miedos y su egoísmo para ayudar a salvar al planeta, unos héroes improbables que se verán arrastrados por la situación y que tendrán que superar varios obstáculos y varios imprevistos hasta dar con la clave para la supervivencia de la humanidad.

The Wandering Earth deja buen sabor de boca aunque está lejos de ser la gran película de ciencia ficción que muchos esperábamos debido a su cacareado éxito en China. Por un lado es espectacular y verla en cine habría sido una gozada, pero por otro lado acarrea los vicios típicos de este tipo de película, como inverosímiles escenas de acción y un final cargante de épica y heroicidad que resulta forzado aunque sea lo que pide el producto.

Puntuación
12.5out of 5

3.2

3.2 out of 5
Merece la pena

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*