Crítica: The Vast of Night

Crítica: The Vast of Night

The Vast of Night nos lleva a la década de los años 50 para ofrecernos una pequeña historia de ciencia ficción al más puro estilo The Twilight Zone, algo de lo que no se esconde, al contrario, se hace sentir como un homenaje. Ambientada en el pueblo de Nuevo México, se centra en dos jóvenes, una operadora de la centralita llamada Fay y el DJ de la radio local Everett, que descubren un extraño sonido en las lineas y buscando su explicación se toparán con algo más grande e increíble de lo que sospecharon.

El debut en la dirección de Andrew Patterson sorprende de entrada por como juega con la cámara sin ningún complejo, como en sus primero veinte minutos esta sigue todo el rato a los personajes en movimiento en plan plano secuencia, para luego, detenerse durante 10 minutos en un plano fijo con Fay atendiendo las llamadas desde la centralita. Está será la tónica general del film, intercalando cámara en movimiento con planos fijos cuando alguno de los protagonistas cuente su historia. Hasta se permite el lujo de dejarnos en negro cuando hay una conversación telefónica desde el programa de radio, como si la estuviéramos escuchando, sin ver nada, como en la radio.

The Vast of Night te va atrapando con un guion muy bien pensado a base de historias misteriosas que se van hilando entre ellas, y que van acaparando nuestra atención sin que necesite mucho más, creando un elaborado enigma que se remonta a años atrás y que nos irán descubriendo a base de testimonios.

Como ópera prima hay que decir que es atrevida y que rebosa originalidad, tanto en forma como en contenido, y nos ofrece un maravilloso film de ciencia ficción de sabor clásico que hará las delicias de cualquier fan del género.

Puntuación
16.5out of 5

4.2

4.2 out of 5
No te arrepentirás

Etiquetas en este artículo:
No te arrepentirás

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*