Crítica: The Storm Warriors

The Storm Raiders es un film que en 1998 sorprendía por su mezcla de fantasía, aventura y sobre todo unas luchas cargadas de efectos especiales que se ganó al público y que le permitió convertirse en un pequeño film de culto. Once años más tarde, los hermanos Pang retoman la historia en la secuela que nos ocupa hoy.

Volvemos a recuperar a los héroes de aquella, Nube y Viento, que además interpretan los mismos actores, y esta vez nos presentan ya de entrada a un nuevo villano, Lord Godless, quien ha capturado a los maestros en artes marciales y les ha lanzado el ultimátum de que se una a él o mueran. En el último momento, un grupo de maestros consigue escapar, entre ellos Nube y Viento, que deberán entrenarse y hacerse más fuerte si quieren derrotar al malvado Lord Godless.

El argumento es la cosa más simple del mundo, se enfrentan al villano, no pueden con él, escapar para entrenarse y volver a luchar contra él. Luego tenemos muchos detalles que amplían el universo de esto guerreros y que no aparecían en el primer film. The Storm Warriors empieza con una breve presentación y obvia cualquier referencia a su predecesora, con lo cual, es perfectamente visible sin tener que haber visto The Storm Riders.

Tenemos en el film muchos más artefactos mágicos, como la armadura invencible que usa el villano, y sobre todo muchos más personajes y maestros que ayudarán a entrenar a Nube y a Viento, cada uno a su manera. El film se desarrolla en el transcurso de tres días, con lo cual no hay mucho tiempo para desarrollar personajes ni una trama mucho más compleja que la que hay, en ese aspecto se queda muy por debajo del film de 1998.

Once años son muchos años en el mundo del cine, y eso se nota en la gran evolución de los efectos especiales y en la moda visual, con lo cual en este aspecto, el film está mucho más logrado, lo cual no quiere decir que sea mejor. El tono es mucho más oscuro visualmente y se nota claramente la influencia de 300, sobre todo en algunas escenas de lucha que a mi gusto pecan de efectismo videoclipero.

Y es que The Storm Warriors se apoya demasiado en los efectos especiales y en las espectaculares peleas y deja de banda el desarrollar una historia más profunda o alargada, y sobre todo en entrar en detalles de que ha sucedido todo este tiempo que nos hemos perdido entre un film y otro.

Y lo peor de todo es que acaba con una especie de epilogo demasiado largo y que encima acaba repentinamente, claro está, dejando la puerta abierta a una tercera entrega que los hermanos Pang ya preparan.

Mucho condimento y poca sustancia es la conclusión que me deja personalmente esta secuela, que a pesar de todo logra ser entretenida gracias a su apartado visual y sus constantes escenas de lucha y efectos especiales que no permiten que decaiga la acción en ningún momento, pero que no logran evitar después de su visionado una cierta sensación de estafa por todo lo visto.

Enlaces relacionados: Trailer de The Storm Warriors


1 comentario

Deja un comentario
  1. Mario Moreno Cortina
    Mario Moreno Cortina 20 mayo, 2010, 14:55

    Cielos, el villano se llama Señor Sin Dios… ¿Quien firma el guion? ¿César Vidal? XDDDD

    Responde a este comentario

Deja un comentario