Crítica: The Old Guard

Crítica: The Old Guard

Basado en la novela gráfica de Greg Rucka, que también se ocupa del guion de la película, y de Leandro Fernandez, The Old Guard es una competente cinta de acción sobre un grupo de inmortales comandados por Andy, que interpreta Charlize Theron, y que se dedican a realizar misiones para intentar hacer un mundo mejor.

Su última misión resulta ser una trampa y sus habilidades son expuestas, la prueba que buscaba un joven magnate farmacéutico que pretende estudiarlos y hacerse con el secreto de su poder. A la vez aparece Nile, una joven marine que se cura milagrosamente tras ser dada por muerta y que será la nueva incorporación al grupo.

The Old Guard es bastante fiel al comic que adapta, aunque se desvía e incluye algunos elementos que funcionan bastante bien mejorando incluso a la propia obra original. Uno de ellos es el personaje de Quynh, aunque un personaje similar ya aparece en la secuela del comic, y el otro es el tratamiento que dan a la inmortalidad de Andy, que esto si que es nuevo y que sirve para darle más emoción y dramatismo a la trama.

Por lo demás, nos encontramos con una cinta de acción con buenas escenas y coreografías, y que no escatima sangre y violencia desmedida, lo cual es de agradecer. Ya se que estamos frente a un producto donde prima la acción y que no hay que darle muchas vueltas, pero resulta flagrante ver como fuerzas especiales equipadas con chalecos antibalas y cascos mueren de un solo disparo todo el rato.

The Old Guard reflexiona sobre los efectos de la inmortalidad pero sin llegar a aportar nada que no hayamos escuchado ni visto antes, aunque hay que reconocerle que siendo un refrito de otras referencias sabe crear su propias reglas y tener personalidad propia en su propuesta, beneficiándose sobre todo de tener al frente una solvente Charlize Theron como figura de acción a la que el papel le va que ni pintado.

Puntuación
14out of 5

3.5

3.5 out of 5
Merece la pena

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario