Crítica: The Big 4

Crítica: The Big 4

The Big 4 es el nuevo film de Timo Tjahjanto, que deja a un lado el terror para volver al thriller de acción, pero esta vez con mucha comedia de por medio, aunque sin renunciar al gore más cafre y pasado de rosca en los momentos de acción con explosiones de cabezas y miembros cortados y volando por los aires, con lo que nos queda una mezcla de lo más disfrutable para pasar un buen rato sin muchas complicaciones.

El film nos cuenta la historia de cuatro jóvenes adoptados por un hombre que los ha entrenado y se dedican a ser asesinos a sueldo eliminando a la escoria más impresentable, tenemos aquí una buena escena de presentación cargada de peleas y de tiros donde conocemos a los cuatro protagonistas. El padre decide jubilarse para dedicarse a su verdadera hija, que está a punto de ser nombrada policía, pero es asesinado. La película avanza tres años, y nos encontramos con la hija intentando resolver el asesinato de su padre, cuando descubre una pista y viaja hasta una isla tropical para seguir el rastro. Allí, se verá perseguida por unos asesinos implacables y descubrirá la verdad sobre su padre y los 4 hijos adoptados, ahora retirados en la isla.

Uno de los puntos fuertes del film es la complicidad entre sus protagonistas, en un casting muy bien compenetrado donde cada personaje tiene su propia personalidad extravagante pero se complementan muy bien entre ellos, lo que hace que la comedia funcione bastante bien todo y ser ese humor un tanto exagerado tan típico asiático tan sobreactuado que alguna veces descoloca, sobre todo cuando hay bromas con tintes sexuales, que están un poco fuera de lugar. Es ese humor en el que entras o te sacará de la película en más de una ocasión.

Tjahjanto resulve de manera sobresaliente las escenas de acción, peleas y tiros a discreción no faltan en ningún momento, y entramos ya en el debate de su duración ¿Son necesarias más de dos horas para lo que cuenta? Pues seguramente no, se nota que el director se recrea muchas veces y que media hora menos no le hubiera sentado mal, pero hay que reconocer que tampoco se hace pesada, el guion es fluido y no da para mucha pausa entre escenas de acción.

The Big 4 es un film que no inventa nada nuevo dentro del género y que peca de previsible siguiendo el típico esquema de este tipo de películas, pero tiene detalles que lo hace destacar, un casting que funciona de maravilla, mucha acción muy bien rodada, el toque gore de lo más divertido y ese tono de comedia exagerada e hilarante en todo momento presente que le aporta ligereza a la trama para que no te la tomes muy en serio.

Puntuación
14out of 5

3.6

3.6 out of 5
Merece la pena

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: