Crítica: Spider-Man: Un Nuevo Universo

Crítica: Spider-Man: Un Nuevo Universo

Resulta gratificante cuando uno sale del cine con la sensación de haber disfrutado como un niño y de haber visto además algo realmente fresco y diferente a nivel visual, que la animación digital de siempre está muy bien, no digo que no, pero se echa en falta más atrevimiento a la hora de encarar productos comerciales de animación más allá del stop motion que nos queda con Laika y Aardman.

Spider-Man: Un Nuevo Universo no deja de ser una película de orígenes centrada en Miles Morales, personaje creado por Brian Michael Bendis y Sara Pichelli en el universo Ultimate, pero la inclusión de las diferentes dimensiones en la trama supone un enfoque único y diferente al aportar cada una de ellas su propio personaje y complementar una historia que de otra manera por sí sola no hubiera logrado ganarnos de esta manera.

Ya tocaba que pudiéramos ver a un Peter Parker maduro y adulto, para los que llevamos años y años leyendo comics de Spider-Man y hemos visto crecer al personaje es todo un gustazo verlo fuera de su estatus de eterno adolescente de instituto. Aparte de Gwen Stacy, el resto de Spider-Mans invitados a la fiesta es verdad que aportan poco, aunque cada uno tiene su pequeño momento de gloria y consiguen con poca cosa tener su carisma y relevancia, lo cual ya dice bastante a su favor.

Un Nuevo Universo funciona muy bien a distintos niveles, ya no solo por su impresionante animación de color y texturas, sino también por su combinación de diferentes estéticas y formatos de animación tan bien integrados, con sus bocadillos de comic, con sus escenas de acción fluidas y espectaculares y mucho más, y también funciona gracias a un guión inteligente lleno de guiños en el que se nota hay mucho cariño por los personajes, y tampoco hay que olvidarse de una banda sonora muy acorde, que sin ser demasiado entusiasta del rap, hay que reconocer que encaja como un guante.

Dirigida a tres manos por Bob Persichetti, Peter Ramsey y Rodney Rothman, lo que seguramente llama la atención es la producción de Phil Lord y Christopher Miller, el primero incluso como co-guionista, cuya responsabilidad sobre el resultado final seguro que ha tenido bastante que ver, y al final uno se para a pensar que habría sido de Han Solo si les hubieran dejado a estos dos hacer su trabajo, pero eso será algo que nunca sabremos.

Siempre suelo meter en lo mejor del año una o dos propuestas de animación, y este año, estaba dándole vueltas a la lista y no encontraba una película de animación que me hubiera realmente sorprendido y gustado, hasta que ha llegado Spider-Man: Un Nuevo Universo para colarse por meritos propios en lo más alto de lo mejor que he visto este año.

Puntuación
18out of 5

4.5

4.5 out of 5
No te arrepentirás

Etiquetas en este artículo:
No te arrepentirás

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*