Crítica: Solis

Crítica: Solis

Hacer una película con un solo protagonista siempre es una apuesta arriesgada, sencilla pero difícil, ya que hay que tener las cosas muy claras y saber jugar muy bien con la acción para no aburrir al espectador, y Solis no acaba de conseguirlo, por un lado por plantear una situación muy trillada y por otro lado por no ser capaz de mantener un interés constante.

Solis nos presenta a un hombre que despierta a bordo de una capsula de escape tras un accidente. Su compañera está muerta y no tardará en descubrir que ha sido lanzado hacia el Sol. A través de la radio consigue hablar con la comandante Roberts, quien lidera un grupo de rescate para salvarlo antes de que se agote su tiempo. Pero antes tendrá que arreglar algunas cosas en la nave si quiere sobrevivir.

Nos encontramos con una situación límite que no es nada novedosa, un hombre atrapado en una nave sin control con el tiempo justo para ser rescatado y con el oxigeno que se agota rápidamente, además de varios problemas más que tendrá que ir solucionando para resistir. Para que la cosa sea más amena, se va comunicando por radio con una mujer que le intentará ayudar todo lo posible. Solis es una película pequeña que no tiene unos grandes efectos especiales, pero eso no sería un gran problema si el resto fluyera de manera adecuada, pero se encalla demasiado en  tomas exteriores, en pausas repetitivas que no ayudan al ritmo y que parece que solo sirven para alargar el metraje hasta llegar a la hora y media estándar.

Ese y otros problemas hacen que la película se haga larga pese a su duración, porque cuando ya no hay mucha más acción que ofrecer, se decanta por la vena dramática cuando los dos protagonistas se explican sus vidas para descubrir que hay similitudes entre ellas y que ambos lo han pasado mal, algo que a cierta altura de la película acaba resultando un poco cargante.

Si algo tiene que funcionar además de todo lo dicho anteriormente en un film con un solo protagonista, es la actuación del actor, y por mucho que Steven Ogg lo intenta, uno acaba cansado de su constante cara de hastío y fatiga por la situación.

Solis acaba siendo un quiero y no puedo que a ratos funciona y a ratos, demasiados, aburre y resulta muy predecible, pero la peor es que Solis palidece si la comparamos con otras muestras del mismo estilo, sin ir mucho más lejos y de ciencia ficción igual, 2036 Origin Unknown funciona mucho mejor sin llegar a ser una maravilla, aunque claro, tiene de protagonista a Katee Sackhoff, lo cual siempre es un plus.

Puntuación
8.5out of 5

2.2

2.2 out of 5
Se deja ver

Etiquetas en este artículo:
Se deja ver

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*