Crítica: Snatchers

Crítica: Snatchers

La comedia de terror sigue de enhorabuena, Snatchers viene a confirmar que se trata de un subgenero que está en muy buena forma y que no deja de ofrecernos buenos entretenimientos como este, que a pesar de que tiene algunos problemas, sobre todo en su segunda mitad, el conjunto es más que aceptable para pasar un buen rato.

Snatchers nos presenta a la joven Sara, una chica que se junta con las más populares del instituto aunque años atrás había sido la mejor amiga de la friki de la clase, con la que ahora intenta no hablarse demasiado. Sara quiere recuperar a su ex, que acaba de llegar de México, y para ello no le queda otra que acostarse con él y tener sexo por primera vez. A la mañana siguiente Sara no se encuentra demasiado bien y no tarda en descubrir que está embarazada. Pero no se trata de un embarazo normal, ya que en tan solo 24 horas su gestación parece ser la de una embarazada de nueve meses.

Al final, a Sara tan solo le queda la opción de acudir a su vieja amiga Hayley en busca de ayuda, la friki con la que hace tiempo que no se habla pero que acaba siendo la única en quien puede confiar. Ambas se enfrentarán a la peor noche de su vida cuando Sara de a luz a un ser que no parece de este mundo.

Hay que decir que los directores Stephen Cedars y Benji Kleiman empezaron con este proyecto en forma de corto en 2015, que luego adaptaron a webserie de 25 episodios y aque ahora han adaptado de nuevo a largometraje. Todo ello manteniendo siempre los mismos actores, los cuales se deben saber ya sus personajes de memoria. Y aquí es donde se nota que ha habido tijera a la hora de comprimir estos episodios en formato largo, sobre todo se nota en su segunda mitad donde hay atajos de guión que no están bien desarrollados.

De todas maneras, Snatchers es una comedia con más puntos a su favor que en contra, sobre todo debido a la química entre sus dos protagonistas, Mary Nepi que hace de Sara, una joven insegura y que quiere a toda costa ocultar su embarazo, y Gabrielle Elyse, que incluso acaba haciendo sombra a la protagonista construyendo un personaje de manera muy natural y sin caer demasiado en los tópicos del friki de cine.

Sara y Hayley tienen unos buenos diálogos cargados de ironía y de humor negro, donde no hay problema en hacer broma sobre el racismo o el feminismo, e iremos viendo como poco a poco van volviendo a ser las amigas que fueron. Ya sabemos la predilección que tienen las comedias americanas por desmontar el populismo en los institutos y potenciar a los personajes marginales.

Snatcher es en definitiva, una buena comedia de terror a pesar de que en su segunda mitad se empieza a desinflar un poco, es cuando se nota más que el guión ha sufrido recortes, y que no deja de ser bastante predecible al final, pero con la que sin duda nos lo pasaremos bien.

Puntuación
12.5out of 5

3.2

3.2 out of 5
Merece la pena

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*