Crítica: Ralph Rompe Internet

Crítica: Ralph Rompe Internet

Tras el éxito de ¡Rompe Ralph! estaba claro que íbamos a tener secuela, lo que no estaba tan claro era por donde iba a tirar esta cuando la primera era un claro alegato nostálgico al mundo de los videojuegos con una historia que quedaba bastante cerrada. Ralph Rompe Internet expande el universo de los videojuegos para llevarnos al mundo de Internet y seguir manteniendo ese factor nostalgia con infinidad de referencias y además consigue profundizar en los personajes poniendo su relación de amistad en en centro del relato.

Ralph ya ha conseguido todo lo que quería, tiene una gran amiga con la que se ve a diario y se lo pasa en grande, además de que ya logró ser reconocido y mejorar sus estatus de villano. Pero a Vanellope se le está quedando pequeño su propio juego, ya no resulta emocionante correr siempre por los mismos circuitos y ganar. Así que, tras un desafortunado accidente, Ralph intentará ayudar a su pequeña amiga a recuperar su juego entrando a internet, donde les espera un nuevo mundo y donde Vanellope además encontrará algo que le hará replantearse su vida tal y como la ha conocido hasta el momento.

Está claro desde buen principio que esta secuela va a trastocar la maravillosa relación que tienen nuestros dos protagonistas, lo deja bien claro cuando nos presenta su rutina y como cada uno tiene aspiraciones muy diferentes. Luego veremos como en su aventura por Internet cada uno acaba teniendo objetivos distintos, mientras que Ralph solo piensa en volver a su lugar en las máquinas recreativas y retomar su vida junto a la pequeña, ella acaba encontrando un nuevo propósito y tendrá que tomar una difícil decisión.

La película sigue fiel a los personajes y los hace evolucionar de manera coherente, llevándolos a vivir una aventura donde Disney no pierde oportunidad de colar a muchos de los personajes de su extenso catálogo, desde los superhéroes Marvel hasta Star Wars pero deteniéndose en su mundo de princesas que les sirve como reivindicación feminista, lo cual nunca está de más. Quizás se encuentre a faltar algo más de participación de los viejos amigos de Ralph de los videojuegos, como Felix y su mujer, que quedan relegados a un muy segundo plano.

Ralph Rome Internet pierde un poco el norte en su tramo final, con un excesivo giro relacionado con un virus que peca de grandilocuente y el cual era totalmente innecesario cuando la historia ya tenía suficiente aventura y conflicto, pero parece que las películas tienen que tener una amenaza cuando más grande y más destructiva mejor para poner a los personajes en peligro extremo y asombrar al espectador. Me ha parecido un poco fuera de lugar llevar la historia hasta esos extremos cuando no le hacía ninguna falta.

De todas maneras, sigue siendo una película muy notable que está a la altura de su predecesora y que incluso puede pasarle por encima, muy divertida y disfrutable tanto para los pequeños como para los más grandes, acertando completamente en centrarse en los dos personajes protagonistas de la primera y expandiendo su pequeño mundo de videojuegos hasta el vasto universo de internet, veremos por donde tiran para una tercera entrega que estoy seguro acabará teniendo.

Puntuación
16.5out of 5

4.2

4.2 out of 5
No te arrepentirás

Etiquetas en este artículo:
No te arrepentirás

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*