Crítica: Pokémon: Detective Pikachu

Crítica: Pokémon: Detective Pikachu

Las películas de animación del universo Pokemon, al menos las cuatro o cinco que he visto, se han caracterizado por ir claramente destinadas a un público infantil, y por mucho que está Detective Pikachu podía dejar entrever en sus tráilers que podía ir encaminada hacia un target algo mayor, la realidad es que no, es un producto con una trama típica de cine negro de detectives y de conspiración, pero sin nada que lleve a sorprender a un adulto mínimamente curtido en estos territorios.

El efecto Ryan Reynolds debido a Deadpool nos había hecho suponer un Pikachu parlanchín irreverente y con mucha más mala baba de lo que acaba siendo, un humor en todo momento correcto y muy blandito, y la sensación de que nos hemos dejado llevar por la ilusión de unos tráilers que han jugado en nuestra contra. Una vez asimilado donde nos encontramos, toda por lo menos disfrutar de un espectáculo de efectos visuales, que al menos en este aspecto si que cumple perfectamente.

Debo reconocer que no he sido nunca un gran seguidor del universo Pokemon y no soy un gran conocedor de esta saga de videojuegos, películas y series, pero no es complicado incluso para un neófito como yo reconocer a buena parte de los pokémons que van desfilando por la pantalla durante la más de hora y media que dura la película y que es todo un espectáculo verlo en imagen real. Si de algo es capaz la película es de saber crear un maravilloso universo de criaturas que conviven en paz en la gran ciudad de Ryme City.

El hilo conductor es el hijo de un detective desaparecido que decide ir a la ciudad para saber que ha ocurrido, y se acabará encontrando con el adorable Pikachu, con el que sorprendentemente logra entenderse y que ha perdido la memoria, y con el que acabará uniendo fuerzas para investigar lo sucedido con su padre y con el propio Pikachu y su memoria. Empieza así una trama que juega al despiste y que contiene no pocos giros, que llegarán a sorprender a los más inocentes pero que desde luego no pillará desprevenidos a los más adultos.

Detective Pikachu es ante todo una simpática propuesta que basa buena parte de su encanto en su protagonista principal, ese adorable Pikachu que sabe ganarse a la audiencia nada más aparecer en pantalla, y con una trama que aunque sea sencillita, funciona de manera efectiva como vehículo para entretener.

Puntuación
10.5out of 5

2.7

2.7 out of 5
Se deja ver

Etiquetas en este artículo:
Se deja ver

1 comentario

Deja un comentario
  1. Pokeland
    Pokeland 11 junio, 2019, 10:55

    La verdad que la película me ha sorprendido. Viendo los trailers no estaba seguro de que la combinación de Pokemons en el mundo real fuera a funcionar, pero ha sido una grata sorpresa.

    Es verdad que sigue manteniendo el objetivo infantil, aunque si que he visto un intento de acercarse a la audiencia más adulta. Como bien dices se han quedado un poco a medio camino ya que la película podría haber dado más de si.

    En general coincido contigo, que aunque no se trate de un peliculón, es una película que merece la pena ver y más si eres fan de Pokemon.

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*