Crítica: Offseason

Crítica: Offseason

Offseason es el nuevo film de terror de Mickey Keating, un habitual del cine de género de bajo presupuesto, que esta vez nos presenta una historia de misterio y terror que se centra en una joven llamada Marie que recibe una carta que la avisa que la tumba de su madre ha sido destrozada. La madre de Marie fue una conocida actriz que fue enterrada en una solitaria y aislada isla donde tiene sus orígenes, y cuya conexión con el exterior por carretera queda cerrada en temporada baja. Marie llega justo antes del cierre, y deberá resolver sus asuntos antes de que levanten el puente y se quede varada en la isla sin poder salir, pero algo no está bien en ese lugar, y Marie se enfrentará a la terrible verdad sobre su familia y la isla.

Si hay algo que destaca en Offseason es una lograda atmósfera tétrica y perturbadora, conseguida gracias a que visualmente nos adentra en un paraje inhóspito y lúgubre, de cielo tapado que amenaza tormenta y siempre envuelto en penumbras y niebla, mucha niebla, la mitad del presupuesto de la película se debe haber gastado en máquinas de humo. Una ambientación que recuerda de buenas a primeras a Silent Hill, pero con el añadido de estar rodeado por el mar y de acercarse al terror primigenio.

Con una buena premisa de entrada, y un primer tercio que funciona bastante bien presentando el misterio, si que es verdad que la cosa va de más a menos, y que llega un punto en que parece no tener mucho más que contar y que hay que cumplir rellenando, cuando el misterio es prácticamente desvelado demasiado pronto. Esto hace que se vaya perdiendo interés en lo que le sucede a la protagonista y que uno ya solo espere ver como termina todo de una vez.

Es una lástima, ya que el guion podría haber dado mucho más juego dentro de esa ambientación tan lograda, pero da la sensación de quedarse tan solo en una buena premisa que se va diluyendo a medida que avanza y que no aprovecha del todo su escenario. Y ni tan solo la resolución final tiene la suficiente fuerza para dejar un buen sabor de boca, demasiado sutil, se hubiera agradecido algo más impactante, igual es que ya no quedaba presupuesto después de gastar tanto en humo.

Puntuación
9.5out of 5

2.4

2.4 out of 5
Se deja ver

Etiquetas en este artículo:
Se deja ver

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: