Crítica: Nosotros

Crítica: Nosotros

Jordan Peele se adentra de nuevo en el terror tras su exitosa primera película Get Out, y lo hace con una historia de dobles que se queda un poco por debajo de su magnífico debut debido sobre todo a un tramo final en el que sus desenlaces no logran ser del todo satisfactorios tras una primera mitad que si que logra ser intimidatoria y que planta unas bases que no se acaban resolviendo de manera efectiva.

Peele nos lleva primero al verano de 1986 en el escenario de una feria de atracciones, donde nos presenta a su joven protagonista que tiene un misterioso encuentro con una niña idéntica a ella. Ya en la actualidad, la niña tiene su propia familia con dos hijos y regresa justamente al mismo lugar del suceso, la misma playa donde aun existe la extraña caseta de feria después de tantos años. La primera aparición de los dobles es estremecedora, con una Lupita Nyong’o arrebatadora que consigue ponerte los pelos de punta y una situación de lo más incómoda.

Nosotros tiene momentos de tensión rodados con maestría, pero según va avanzando la trama empieza a caer en lugares demasiado comunes. Vemos como estos dobles asesinan a sus iguales sin escrúpulos y sin miramientos a la primera oportunidad,  pero nuestra familia protagonista tiene tiempo de hablar con ellos y de escaparse fácilmente, así como de luego ir matando a otros dobles sin muchos problemas. Hasta que llegamos al momento donde Peele empieza a dar explicaciones que no convencen demasiado y que deja además muchas incógnitas en manos del espectador y de sus deliberaciones, a más de una revelación final que se veía venir y que en ese justo momento no me aporta ya nada, y menos de la manera que la muestra, debería haber mostrado esa carta antes y no así.

Si en Get Out era evidente el trasfondo de crítica social y de racismo, en Nosotros podemos encontrar también varias lecturas, aunque hay que escarbar algo más ya que todo se nos muestra de una manera mucho más sutil, como el título original, Us, que claramente hace tanto referencia al Nosotros de la traducción, pero también a United States. Diferencia de clases, el uso de tecnología y otros detalles que deja caer Peele muchas veces en clave de humor negro enriquecen un film que tiene más pros que contras, pero que es una lástima ese atropello final que lastra el conjunto.

Por suerte, Peele demuestra ser un gran director competente y ganarnos ya de entrada con un magistral primer tramo, que aunque luego se va torciendo, consigue que la cosa no llegue a ser un desastre total, y que valore más sus virtudes de que deslices.

Puntuación
13out of 5

3.3

3.3 out of 5
Merece la pena

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*