Crítica: My Father’s Dragon

Crítica: My Father’s Dragon

Netflix estrenaba ayer sin mucho bombo una de esas películas de animación que deberían ser imprescindible para cualquier cinéfilo, My Father’s Dragon, el nuevo trabajo de Nora Twomey, directora de The Breadwinner, y bajo la producción del laureado estudio Cartoon Saloon, el de The Secret of Kell, del cual Twomey fue co-directora, The Song of the Sea y Wolfwalkers. My Father’s Dragon es una bonita historia de superación y de madurez que nos cuenta la historia de Elmer y que se basa en el libro infantil de Ruth Stiles Gannett de 1948 pero que es un clásico atemporal.

Elmer ve como su tranquila y agradable vida en el campo se viene abajo tras la crisis, la tienda que lleva su madre se ha quedado sin clientes y tienen que mudarse a la ciudad caótica y gris, no en vano se llama Siempregris. Por mucho que su madre le prometa que volverán a abrir una tienda, poco a poco la realidad de la delicada situación económica se irá haciendo patente, lo que acabará provocando que Elmer huya enrabiado y emprenda un viaje fantástico.

Al igual que en muchos otros relatos más conocidos como bien podría ser El Mago de Oz o Alicia en el País de las Maravillas, o incluso en películas como El Viaje de Chihiro, nuestro protagonista se embarca en una aventura fantástica para escapar de su realidad, y tendrá la misión de ir hasta una misteriosa isla llamada Wild Island, donde deberá rescatar a un dragón de unas bestias salvajes que lo han capturado.

Quizás la película se encuentre un peldaño por debajo de maravillas como The Song of the Sea o Wolfwalkers, pero es indudable que estamos ante una propuesta de animación de lo más recomendable para todas las edades, y con un estilo animado en 2D lleno de color y de gran belleza estilística, y con una conmovedora historia que no tiene nada que envidiar a productos de Pixar o incluso de Ghibli.

My Father’s Dragon es una de esas películas que no debería pasar tan desapercibida en estos tiempos en los que parece que todo lo que no sea animación digital se queda relegado a un segundo plano, ya que es una fábula preciosa y llena de aventuras, y visualmente vistosa, sobre la amistad y la madurez.

Puntuación
14.5out of 5

3.7

3.7 out of 5
Merece la pena

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: