Crítica: Mutants

Mutants era uno de los films franceses de terror de nueva hornada que más buenas vibraciones me daba, pero lamentablemente, el resultado final no ha sido tan satisfactorio como en su momento prometía.

Nos encontramos con una joven pareja que después de una complicada situación acaban en lo que parece una vieja fábrica. Él ha recibido un disparo y además podría haber resultado infectado por una plaga que transforma a los humanos en mutantes sedientos de sangre. Como la chica es enfermera, se ocupará de los cuidados de él y de curarle el disparo de bala, pero no tardarán en aparecer los síntomas que confirman la supuesta infección. Decidida a no perder a su pareja, hará todo lo posible para paliar su conversión mientras espera que llegue la ayuda para que intenten salvarlo.

El punto de partida y los avances visto apuntaban alto, un film de zombis donde la relación entre la pareja iba a ser angustiosa y terrorífica, y el film empieza muy bien y con mucho ritmo, tiene una excelente puesta en escena y sus escenas más sangrientas son impactantes y contundentes. Pero llega un punto en que parece que hay que rellenar como sea hasta que llegue el desenlace de la historia. Aquí aparece un grupo de personas armado de lo más extraño que más que aportar algo a la historia la acaban confundiendo y liando de mala manera.

El film está plagado en este tramo intermedio de situaciones y diálogos ridículos y sin gracia hasta llegar a un final que vuelve a recuperar el ritmo y un poco la cordura y el sentido. Hay que destacar también el alto nivel de caracterización logrado con el maquillaje de estos mutantes que son de lo mejor del film.

Mutants parte de un buen punto de partida que se va desinflando poco a poco, me da a mí que la cosa hubiera salido redonda en un corto, pero el film acaba estirando en exceso su metraje de manera poco afortunada que hacen que un final bastante decente acabe deslucido.

Enlaces relacionados: Trailer de Mutants


2 comentarios

Deja un comentario
  1. MASP
    MASP 26 diciembre, 2009, 14:38

    Yo es que mas bien la veo como un drama romántico llevado a sus más terroríficas consecuencias debido a la infección que asola la región y que sirve de excusa para rodar un film de género y en su último tramo optar por las vías más truculentas que demandamos los aficionados. En todo caso es una apuesta arriesgada que personalmente agradezco haya querido huir un tanto de los absurdos excesos hemoglobínicos a los que estamos tan mal acostumbrados para tratar de contarnos una historia distinta.

    Pero precisamente por ese afán de querer tocar tantos palos, se queda en tierra de nadie y no logra el resultado propuesto, que uno no termina de saber muy bien cuál es, si el de horrorizar o conmover o ambas cosas a la vez. En todo caso es un film entretenido que se deja ver, no como otras propuestas a priori más interesantes como “Pandorum” que luego se quedan en fuegos de artificio.

    En fin, veremos que nos depara “The Horde”, otra de las películas de la “Nouvelle Horror Vage” francesa que espero con mucho interés.
    Un Saludo 😉

    Responde a este comentario
  2. davidgore
    davidgore 1 enero, 2010, 13:39

    Ayer, para terminar un buen año de cine, decidí verla. Un comienzo muy bueno y esperanzador, que rápida y inexplicablemente, empieza a disolverse como si de una pastilla en un vaso de agua se tratara. Salvando algunas cosas de su tramo final, Mutants, para mi deja mucho que desear.

    Dragón, haces mención del maquillaje, pero yo, o estoy obsesionado o le encontré algunos fallos. Fallos como los del guión, que se pierde en un bosque de nadie.

    Comparto lo que dice MASP, sobre un drama romantico llevado a sus más terroríficas consecuencias. Está claro.

    Saludos colega.

    Responde a este comentario

Deja un comentario