Crítica: Klaus

Crítica: Klaus

Primer film de animación de Sergio Pablos, que tiene una larga historia a sus espaldas como animador en diversos títulos, que nos cuenta una historia de lo más original, como llegó a forjarse la leyenda de Santa Klaus contada a través de un cartero llamado Jesper, un niño de papa que es enviado en contra de su voluntad al paraje más alejado donde tendrá que aprender a vivir sin todas sus comodidades y criados, y hacer funcionar el correo postal si quiere volver a su plácida vida.

Jesper se encontrará en medio de un destartalado y deprimente pueblucho divido entre dos bandos que aprovechan la mínima oportunidad para pelearse y hacerse la vida imposible. En medio de este caos, Jesper encontrará en una casa apartada del pueblo a un viejo de barba blanca con el que creará una improbable amistad.

Me ha dejado de lo más gratamente sorprendido esta producción española de animación, a la altura de cualquier película animada que podamos haber visto este año, y en algunos casos muy por encima incluso. Por un lado, su aspecto visual me ha parecido una maravilla, apostando por un toque tétrico y lúgubre, sobre todo al principio del film, cuando Jesper llega al pueblo, y poco a poco, a medida que la historia avanza y los personajes van cambiando el carácter, se va volviendo más luminoso y más colorido.

El diseño de personajes es otro gran acierto, esa mezcla de animación 2D y 3D que se aleja del aspecto digital del que se abusa tanto últimamente le da un toque mucho más original, incluso cercano al comic europeo.

Klaus fuerza un poco la historia en ocasiones para adaptarla al mito que todos conocemos, pero incluso así sale bastante airosa en su propósito debido al cariño que pone en sus personajes y a un guión que sin grandes sorpresas, no deja de ser la típica trama de personaje egoísta que se va volviendo cada vez más agradable y amable, funciona perfectamente.

La única pega que le puedo poner es un doblaje en español que me ha costado bastante de entrar en algunos personajes, sobre todo el de su protagonista, que Quim Gutierrez me parece un gran actor, pero el doblaje en esta ocasión me ha chirriado. Por lo demás nada que objetar, una gran película tanto para grandes como para los más pequeños.

Puntuación
15out of 5

3.8

3.8 out of 5
No te arrepentirás

Etiquetas en este artículo:
No te arrepentirás

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*