Crítica: Kick-Ass

¿Por qué nadie intenta ser un superhéroe? Esta es la duda que nos plantea Kick-Ass y que se encarga de desarrollar el film, con la cantidad de fans del comic, con todas las películas que se hacen últimamente y con la fama que están alcanzando, es raro no encontrar a algún chaval que tome esa ideología, se ponga un disfraz, una máscara, y salga a la calle a imponer la ley y la justicia.

Basado en el comic de Mark Millar y John Romita Jr., Kick-Ass nos presenta a un joven normal con el que cualquiera de nosotros podría verse reflejado en su época de instituto, un aficionado a los comics y que no destaca en nada precisamente, salvo para ser invisible para las chicas como bien dice él mismo. Pero que un buen día decide ponerse un traje y salir a la calle, llevando a cabo la idea de convertirse en superhéroe. Gracias a las nuevas tecnologías, no tardará en convertirse por casualidad en un fenómeno de masas en Youtube, aunque no todo será tan sencillo como parecía en un principio.

Kick-Ass tiene una muy buena presentación, que se basa casi fielmente en el comic, pero llegamos a cierto punto en que las cosas empiezan a diferir, debido al hecho de que el rodaje empezó cuando salía al mercado la tercera entrega del comic y finalizó cuando lo hacía la quinta de los ocho números previstos. Con lo cual, aunque los hechos siguen básicamente una misma pauta, comic y film toman caminos algo distintos. Y aquí es donde precisamente se encuentra el error del film, ya que opta por una vía demasiado complaciente y por la acción más desmedida que, pese a tener su gracia y su impacto visual, se aleja del tono más real y dramático conseguido en su primera parte.

Mucho se había hablado de si el film iba a respetar toda la violencia y la sangre del comic, y en buena parte lo consigue, aunque se escatima sangre, algo que el comic va bien sobrado, pero todo y así consigue su efecto y podemos disfrutar de amputaciones salvajes de todo tipo. Las peleas a ritmo de Prodigy más realistas pasan a ser más frenéticas acompañadas de música del Oeste que consigue no desentonar. Cabe destacar también la inclusión de los dibujos de Romita e incluso una secuencia animada que es de una gran belleza.

Los actores están más que correctos, incluso un secundario y moderado Nicolas Cage que da el pego como superhéroe y padre. Pero quien se lleva la palma es la joven Chloë Grace Moretz en la piel de la devastadora Hit Girl, que tiene los momentos más memorables del film y que dota a su personaje de la inocencia y la mala lecha necesaria para convertirse en la favorita de todos.

Kick-Ass tiene dosis de humor y referencias mil a los comics que lo convierte en un film destinado a llegar a ser de culto por meritos propios aun sin acabar de ser redondo al optar como he comentado en su segunda mitad, y sobre todo en su final, por el espectáculo más que por mantenerse fiel a la realidad, algo que sí consigue el comic y que tengo que recomendaros como complemento a la película casi imprescindible para tener el otro punto de vista de la historia.


5 comentarios

Deja un comentario
  1. Señor Pe
    Señor Pe 28 mayo, 2010, 14:16

    He visto la película sin la referencia del cómic, que aún no he leído -pero leeré-, y me ha parecido impresionante. Mucho ritmo, humor y acción razonablemente bestia…Para la posteridad el personaje de Hit-Girl…en mi altar personal para siempre!

    Responde a este comentario
  2. Pliskeen
    Pliskeen 28 mayo, 2010, 15:05

    Iba a publicar mi crítica, pero me decanté por The Losers, ya que prefiero hacerlo la semana que viene, que su estreno está más cerca.
    Será una pelícual de culto… para comiqueros y fan de los superhéores, muy especialmente. Porque como no te flipen estas cosas…, no pasará de ser una película simpática y entretenida, como ha sido mi caso. No creo que sea para tanto, la verdad. Pero bueno, cada uno tiene derecho a disfrutar de las frikadas que le gusten. Ésta no va con mi gustos, así que en parte es lógico que no me haya encantado ni parecido un peliculón o una obra maestra, como muchos pregonan, pero me alegro que no haya defraudado a su público.

    Saludos 😉

    Responde a este comentario
  3. neloangelo
    neloangelo 3 junio, 2010, 22:35

    me parece la pelicula mas absurda que he visto en mucho tiempo…digna de retrasados mentales…adictos a comics…Dios una niña asesina de 5 años????…me parece enfermizo ligar una niña a un monton de escenas de sangre sin sentido y absurdas tanto en el comic como en la pelicula….y que decepcion con nicolas cage prestarse para una estupidez de pelicula como esta….en resumen peliculas abrsurda dirigida a retrasados mentales fanatcos de comics absurda que se regocijan con cualquier basura que se les presenta en el cine con tal que tenga disparos y sangre asi sea de la forma mas enfermiza posible

    Responde a este comentario
  4. dragón negro
    dragón negro 4 junio, 2010, 10:35

    Neloangelo, la niña tiene 11 años nos 5, y no creo que sea una película para retrasados mentales ni fanaticos de los comics como dices, aunque no dudo que cualquier aficionado a los comics de superheroes la pueda disfrutar algo más. Y sobre todo, creo que el film, al igual que el comic, no se queda tan solo en disparos y baño de sangre, hay mucho mas que eso, ya solo hay que querer verlo y disfrutar de la película sin tanto prejuicio y amargamiento.

    Responde a este comentario
  5. Onetwothree
    Onetwothree 8 junio, 2010, 11:58

    Bastante de acuerdo contigo, se hubiese podido adaptar fácilmente éste comic con la oscuridad y violencia que lo caracteriza, si no se hubiese estado tan pendiente de llegar a un volumen mayor de público.
    De hecho, como comentas, a partir de la mitad de la cinta es cuando más fuelle pierde y esto todo obra de la invención de los guionistas, que sí pienso que se puede juzgar su labor aun no teniendo la historia terminada, realizaron una línea alternativa que salvo la intrusión de KA y HG al final que se perdona por su buena realización, dista mucho de la intencionalidad del cómic y tiene los momentos que más chirrían.
    En fin, podría haber salido una obra más redonda pero se queda a medio camino aun no siendo una mala película. (Si queréis leer otra opinión, seguir mi nombre)

    Responde a este comentario

Deja un comentario