Crítica: Jesus Shows You the Way to the Highway

Crítica: Jesus Shows You the Way to the Highway

Tras su ópera prima Crumbs, Miguel Llansó sigue dando rienda suelta a su particular imaginario en Jesus Shows You the Way to the Highway, una propuesta de ciencia ficción y de realidades virtuales de lo más loca y surrealista, y plagada de referencias culturales que la convierte en una película por un lado de lo más original y que recuerda a algunas locuras niponas que hemos visto alguna vez.

El film mezcla comedia, drama, romance, acción, espionaje, aventura y artes marciales así, sin despeinarse. La sinopsis, así a groso modo, se centra en un par de agentes de la CIA, el agente Gagano y el agente Palmer, que deben detener un malvado virus llamado Unión Soviética. Para ello deberán entrar en la realidad virtual, pero las cosas no salen como esperaban y el agente Gagano acaba en coma en el mundo real y atrapado por el virus en el mundo virtual, del cual buscará encontrar una salida, lo que llevará a vivir un sinfín de aventuras.

Podría parecer que la película no se toma en serio a si misma y que no es más que un montón de chaladuras sin sentido, pero nada más lejos de la realidad, tiene un guión bastante bien pensado dentro de sus idas de olla, un guión que sin la particular visión de Llansó bien podría pasar por un thriller de ciencia ficción y de acción de lo más comercial.

Pero, para bien o para mal, Llansó llena su guión de extravagancias tales como un malvado disfrazado como el Batman de Adam West, un rollo mesiánico y otras locuras en las que puedes entrar y dejarte llevar o no aguantar su rollo ni media hora. Luego tiene la pega de este tipo de películas, que cuando llevas un rato se vuelve algo cansina y ya no te sorprende tanto como de entrada. Aun y así, me parece algo bastante digno de verse.

Puntuación
12.5out of 5

3.2

3.2 out of 5
Merece la pena

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario