Crítica: Espías con Disfraz

by dragón negro | 9 enero, 2020 14:10

Nuevo trabajo de animación digital de Fox y Blue Sky Studios, el estudio de películas de animación como Ferdinand, Rio o la saga Ice Age y que no acaba de destacar con sus películas ni de encontrar un nuevo filón como la saga Ice Age, que además a cada nueva entrega va perdiendo más calidad.

Espías con Disfraz es una película de animación que cumple pero que no destaca entre sus competidoras del año pasado, ni lo hará en las de este que acaba de empezar. Dirigida por los debutantes Nick Bruno y Troy Quane, que tienen a sus espaldas muchos títulos de animación de la misma compañía en el departamento de arte, se basa en el corto Pigeon: Impossible y nos presenta a un espía capaz de lo imposible que acaba convertido en una paloma.

El protagonista es Lance Sterling, el mejor agente especial del mundo que supera todas sus misiones con una facilidad pasmante gracias sobre todo a su habilidad y a la gran cantidad de gadgets e inventos que usa al más puro estilo James Bond. Nuestro otro protagonista es el polo opuesto, el científico Walter Beckett que se dedica a crear inventos poco usuales para ayudar a los agentes en las misiones. Ambos se verán obligados a colaborar para desenmascarar a un villano y poner fin a una conspiración que pondrá en jaque a toda la agencia de investigación.

Espías con Disfraz nos presenta a dos personajes totalmente opuestos que no tendrán más remedio que ayudarse el uno al otro y así llegarán al final a crear un improbable amistad. Sterling es el típico héroe de acción sobrado y chulesco al que todo le sale bien, en cambio, es mucho más interesante el personaje de Beckett, un friki que se adapta a los nuevos tiempos, ya no es el típico que lee comics y ve películas raras, ahora mira K-dramas románticos y le encanta la purpurina y los unicornios, lo que hace que no sea precisamente muy popular y que sus gadgets sean muy diferentes a lo que nos podemos esperar que use un agente secreto.

Buenas escenas de acción, un ritmo trepidante sin apenas descanso, unos personajes que se complementan muy bien, dosis de humor por aquí y por allá, y una gran animación hacen que la película sea divertida y se deje ver sin problemas, pero no llega a ofrecer mucho más, nada demasiado destacable que la haga especial, le falta carisma y algo más de desarrollo para llegar al nivel de por ejemplo los films de Pixar.

Source URL: https://www.masalladeorion.net/critica-espias-con-disfraz/