Crítica: El Proyecto Adam

Crítica: El Proyecto Adam

Llega a Netflix uno de los estrenos con más tirada de la plataforma, una producción muy cuidada y de gran presupuesto con Ryan Reynolds de protagonista, que vuelve a formar equipo con el director Shawn Levy tras Free Guy. Al igual que su anterior film, se trata de una aventura desenfadada y para toda la familia que vuelve a incidir en la ciencia ficción, esta vez con viajes en el tiempo de por medio.

Todo empieza cuando Adam viaja en el tiempo desde 2050 al año 2022, donde se encontrará con la versión niño de él mismo. El Adam grande se verá obligado a contar con la ayuda de su yo pequeño para intentar salvar el futuro, para lo cual tendrán que volver a viajar en el tiempo hasta el año 2018, donde empezó todo.

Esta claro que Levy tiene mano y talento para sacar adelante este tipo de proyectos, ya lleva años demostrándolo, con buenas películas que si bien no son excelentes, son todo un entretenimiento de lo más digno. Y es que El Proyecto Adam es un film de aventuras que funciona muy bien con sus claras reminiscencias al cine ochentero que no se complica mucho la vida, y que ofrece acción sin apenas respiro.

Y digo que no se complica la vida por que no pretende establecer un debate muy sesudo sobre paradojas temporales y consecuencias de alterar el pasado, cosas que toca de pasada y que explica a su manera para poder encajar la trama, ya está más preocupado en profundizar sobre la familia y la importancia de esta, pero por suerte no se pasa de la raya ni llega a ser pasteloso al tratar el tema.

Si contamos con una buena dirección, un actor con carisma que atrae al público y un buen presupuesto que hace que tengamos unos buenos efectos especiales, la diversión está asegurada. Pero no solo Reynolds está bien, hay que reconocer que está arropado por solventes secundarios como Zoe Saldana, Jennifer Garner, Mark Ruffalo, y sobre todo por el joven Walker Scobell, que consigue no ser eclipsado y dar la talla.

Netflix acierta de pleno con una película que no tiene muchas más pretensiones que la de entretener y permitir evadirnos durante su hora y cuarenta minutos, y lo consigue de sobras con esta aventura familiar a la que no se le puede exigir mucho más.

Puntuación
14out of 5

3.6

3.6 out of 5
Merece la pena

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: