Crítica: Deadpool 2

Crítica: Deadpool 2

Vuelve el superhéroe más gamberro y malhablado de todo el universo Marvel, y de todo el universo en general también, con una secuela que debido al gran éxito de la primera es mucho más grande, mucho más deslenguada e irreverente, con mejores efectos especiales y más acción desfasada, y con muchos nuevos personajes, por mucho que algunos no duren ni un suspiro.

 Se cumple a la perfección la máxima de una secuela con mucho más presupuesto y sin la carga de tener que contar un origen, con el personaje ya asentado y conocido, con el mismo tono de humor adulto y violento que se atreve a ir un poco más lejos y con un Ryan Reynolds en su salsa dando muestras de que se lo ha vuelto a pasar de puta madre con el personaje y sus bromas que no dejan títere sin cabeza, desde Marvel a DC, pasando por un sinfín de referencias de cultura pop y rompiendo constantemente la cuarta pared para dirigirse al público.

Me atrevería a decir que el número de gags y chascarrillos por minuto es en esta secuela superior a la anterior, un no parar que reconozco que puede llegar a saturar en algún momento, ya que además no todas acaban siendo igual de buenas o de ingeniosas. Y aquí entra el tema del doblaje, que nos cuelen a estas alturas un “yo por mi hija, mato”, me parece bastante cutre y sin gracia, por mucho que esta vez tengo que decir que el doblaje funciona en su mayoría, hay cosas que ya deberían ir dejándose a un lado.

La mayor parte del humor viene de la mano de Deadpool, es el que se encarga de hacer comentarios soeces y cargados de ironía a diestro y siniestro sin parar todo el rato, aunque de vez en cuando también hay escenas que consiguen hacernos reír, en especial toda la escena del aterrizaje de X-Force con la que no pude dejar de reír durante todo el rato que dura.

¿Qué de que va la historia? Pues de Cable que viaja en el tiempo para vengar a su familia y se encuentra con Deadpool y luchan y tal y cual… Un guión con claras referencias, que además el film no oculta en ningún momento y que es de lo más sencillo, con alguna que otra sorpresa y algún que otro personaje que no se había anunciado. Un guión que sirve como vehículo perfecto para lo que nos importa, las bromas de Deadpool y la violencia desmedida de las escenas de acción en las que no falta sangre a mansalva y que son un auténtico disfrute.

Puntuación
16out of 5

4

4 out of 5
No te arrepentirás

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com