Crítica: Dark Skies

by dragón negro | 10 junio, 2013 18:31

Dark Skies es el nuevo film de Scott Stewart, que no convenció a casi nadie con Legión y aún mucho menos con Priest. Pero ahora, de la mano de BlumHouse, la productora que se está especializando en films de terror de bajo presupuesto como Paranormal Activity o Insidious, con muy buenos resultados, todo hay que decirlo, nos presenta este Dark Skies que supone toda una sorpresa y sin duda su mejor trabajo hasta la fecha.

Todo apuntaba a que Dark Skies iba a ser un film más rollo exorcismos o casa encantada pero con aliens de por medio, y aunque en parte es así, también hay que decir que juega muy bien con sus cartas y con los tópicos del genero para construir un film que crea tensión e intriga de una manera muy sutil y que va creciendo a medida que avanza el metraje.

Nos encontramos con una típica familia con dos hijos que empiezan a experimentar extraños fenómenos durante la noche que cada vez van a más. Paralelamente, el menor de los hijos empieza a tener pesadillas y a comportarse de forma misteriosa, algo que poco a poco se irá contagiando al resto de la familia. Ni la policía, que apenas les toma en serio, ni las alarmas ni las cámaras son capaces de esclarecer que es lo que sucede, y finalmente todo apunta a seres extraterrestres por mucho que parezca una locura.

Empezamos al principio por ver como suceden en la casa cosas raras cada noche, que cada vez se van convirtiendo en más extrañas y que cada vez van a más y son más preocupantes. En este aspecto no se juega como con el típico film de fantasmas en apariciones o sucesos incoherentes y muchas veces sin mucho sentido, sino que como iremos descubriendo, todo lo que sucede tiene una razón de ser y una explicación, que conoceremos más adelante.

Resulta que nuestra familia está en crisis, un fiel reflejo de los tiempos que corren, él es un arquitecto en paro que busca desesperadamente trabajo y ella intenta vender una casa que se le resiste. Las letras de la hipoteca se amontonan y provoca discusiones entre ellos, con lo que el ambiente en la casa está bastante caldeado, algo que estos sucesos hará estallar en más de una ocasión. Todo el desarrollo del film me parece muy lógico y muy bien contado, aumentando la tensión y el misterio a medida que las cosas se van complicando más y más.

A pesar de un final un poco de cara a la galería, hay que acabar a lo grande y con un final vistoso en el que mostrar de una vez a los aliens, Dark Skies es uno de esos films de terror de los que esperas poca cosa y te acaban sorprendiendo por lo bien hecho y cuidado que está.

Hay que destacar a una Keri Russell que hay que recuperar más a partir de ya, no tanto a Josh Hamilton, que hace de marido y que se pasa medio film con cara de lelo. Pero sin duda lo mejor del film es la breve pero impactante presencia de J.K. Simmons, los pocos minutos que aparece en el film valen su peso en oro y la charla que tiene con los padres es de lo más destacable de un film que ya de por si vale la pena destacar entre tanta producción de terror que poca veces es capaz de contentarnos.

critica3[1]

 

 

dark skies[2]

Endnotes:
  1. [Image]: https://www.masalladeorion.net/wp-content/2012/09/critica3.gif
  2. [Image]: https://www.masalladeorion.net/wp-content/2012/12/dark-skies-poster.jpg

Source URL: https://www.masalladeorion.net/critica-dark-skies/