Crítica: Blood on her Name

Crítica: Blood on her Name

Empieza con un charco de sangre en el suelo, una mujer manchada de sangre y el cadáver de un hombre a sus pies. Tras unos instantes de duda, Leigh toma la decisión de deshacerse del cadáver. Lo envuelve en plástico y lo lleva hasta el lago. Pero una vez allí el sentimiento de culpa le impide tirarlo al fondo, y decide devolvérselo a su familia a escondidas, lo que traerá terribles e inesperadas consecuencias.

Blood on her Name nos presenta una dramática situación de entrada que se irá complicando cada vez más a medida que vayamos descubriendo más detalles sobre nuestra protagonista y que empiecen a salir a la luz secretos ocultos. Ambientada en una América más de pueblo, con esas típicas casas que hemos visto miles de veces, donde no hay edificios altos, con bares de música country y moteles de dos plantas, haciendo un retrato de una clase obrera con problemas que busca de cualquier manera salir a flote, centrándose en los problemas de una madre que tiene que ocuparse de su hijo problemático y además mantener el negocio de su marido, un taller de coches que ha vivido mejores tiempos.

Se trata de un thriller intimista que se basa sobre todo en la sobresaliente actuación de su protagonista, Bethany Anne Lind, que sabe transmitir esa fragilidad del personaje pero a la vez su fuerza y convicción que le ha hecho salir adelante con una vida difícil. Una mujer que intenta por todos los medios hacer siempre lo mejor y lo correcto, pero que el destino y las circunstancias la abocan siempre a fracasar y a tomar malas decisiones que la llevan a una espiral de desastres con los que lidiar. Además contamos con Will Patton, y eso siempre suma.

Matthew Pope debuta con este thriller en el que demuestra que con muy poco se puede hacer una buena película, que aunque puede que se estanque un poco en su tramo intermedio, nos depara una media hora final llena de revelaciones y de giros inesperados, donde Leigh tendrá que finalmente enfrentarse a las consecuencias de sus actos y decidir hasta donde está dispuesta a llegar.

Puntuación
15out of 5

3.8

3.8 out of 5
No te arrepentirás

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*