Crítica: Black Death

by dragón negro | 6 septiembre, 2010 10:37

Christopher Smith lleva unos años labrándose una gran reputación con unos cuantos films que sin destacar mucho en un circuito comercial, si que lo han hecho dentro del mercado independiente. Smith empezó a destacar con Severance, ya que su anterior film Creep me pareció bastante pésimo en su día. El año pasado cambió el terror más visceral por un terror más psicológico que además mezclaba de forma magistral con los viajes temporales en el destacable Triangle, lo cual lo ensalzaba como un director a empezar a tener en cuenta. Con Black Death este año creo que ya merece su culminación y que se le reconozca como uno de los directores más prometedores que existen actualmente.

En Black Death, el director nos propone un viaje hasta la edad media en los tiempos donde la peste genera más estragos, y donde las supersticiones animadas por la iglesia no perdonan a nadie. Nuestro protagonista es un joven monje que se debate entre su fe y el amor, y que se ofrecerá como guía de un grupo de mercenarios de la iglesia para acompañarlos hasta un pueblo en donde se rumorea que no ha llegado la peste.

El joven Eddie Redmayne, al cual también podemos ver en una época medieval como protagonista en la adaptación en forma de miniserie de Los Pilares de la Tierra, compone un personaje que no se deja llevar por la superstición barata y que se empeña en ver la bondad donde los demás ven brujería. Su personaje, el joven monje Osmund, tendrá que enfrentar su fe y sus miedos cuando lleguen al poblado. Sean Bean lidera al grupo de mercenarios, es un personaje regido por su fe y su confianza ciega en Dios, y la siempre guapa
Carice van Houten será la que haga tambalear la fe del joven y ofrecerle alternativas.

Black Death es un film crudo que no se corta en mostrar altas dosis de violencia y en recrear una época con toda su brutalidad y salvajismo, pero sobre lo que realmente reflexiona el film es sobre la religión, ya no solo la cristiana, sino todas sus formas, sus manipulaciones, su peligrosa influencia y sus creencias falsificadas, dejándonos claro que es otra forma de plaga tanto o más temible que la propia enfermedad que hizo estragos en la edad media.

Smith vuelve a crear un film donde el terror y lo sobrenatural se mezclan a partes iguales, manteniendo la tensión y el interés por la historia de principio a fin y en donde un joven e inocente protagonista, al igual que pasaba con la chica de Triangle, tendrá que enfrentarse a una desgracia que cambiará su vida y su carácter para siempre y lo sumirá en una espiral de violencia y de muerte de la que ya no podrá escapar.

Enlaces relacionados: Tráiler de Black Death[1]

Me gusta esto:

Endnotes:
  1. Tráiler de Black Death: https://www.masalladeorion.net/trailer-de-black-death.html

Source URL: https://www.masalladeorion.net/critica-black-death/