Crítica: A Perfect Getaway

A Perfect Getaway es un thriller con apuntes de survival en el que una joven pareja que acaba de casarse realiza su viaje de bodas en Hawai visitando sus islas, la parte femenina de la pareja es Milla Jovovich. La pareja decide hacer una excursión a pie por un sendero que los llevará a recorrer bellos paisajes hasta una playa. Allí se enteraran de que hay una pareja de asesinos sueltos por la isla.

Toda la primera hora del film está basada en la intriga de este matrimonio adinerado y de poca soltura en medio de tanta vegetación y en su cruce con un dos parejas, una pareja misteriosa y poco convencional donde el hombre tiene pinta de peligroso, y otra pareja, que tampoco es nada convencional, con la que harán buenas migas y buena parte del viaje a pie mientras van descubriendo a un interesante y curioso personaje interpretado por un casi irreconocible Timothy Olyphant en uno de los roles más vistosos y creíbles de los que le he visto hasta le fecha. En su contra tenemos a una Jovovich en un rol no tan protagonista ni artificial como suele ser habitual en ella, sino mucho más real y mundano, aunque sigue estando igual de bella.

El film va discurriendo entre anécdotas y maquinaciones por parte de los protagonistas que no se acaban de fiar de la pareja que les acompaña, que cada vez descubren son más raros y estrafalarios. Así llegamos a su media hora final en la que se descubre el pastel y el film da un giro mucho más animado y con mucha más acción.

Atención posibles spoilers

No voy a extenderme mucho más, ya que no quiero insistir en el giro que toma el film al final y que es tan cuestionable como tramposo, pero que es en definitiva la gracia y sorpresa del mismo, y si se sabe que hay sorpresa puede que en definitiva no lo sea tanto y no os pille tan desprevenido como a mí.

Fin de posibles spoilers

A Perfect Getaway se aleja bastante de los típicos survivals de turistas que últimamente tanto proliferan, ya que no es precisamente ese su interés, sino crear una tensión y un climax de sospecha sobre quien puede ser el asesino, que al final se acaba explicando con un flashback innecesariamente alargado, no sea que no lo entendamos. Ante todo estamos frente a un film en el que brilla por encima de todo unos escenarios naturales realmente bellos más que otra cosa.

Enlaces relacionados: trailer de A Perfect Getaway


1 comentario

Deja un comentario
  1. Pliskeen
    Pliskeen 9 diciembre, 2009, 15:33

    Bonitos paisajes y técnicamente bien llevada, pero no deja de ser una tomadura de pelo de tres pares de narices. El giro final es de todo menos creíble. Me ví dos veces la película para asegurarme de que Twohy no me estaba tomando por idiota; pero sí, lo hizo.

    Eso sí, Olyphant se redime de su floja participación en la Jungla 4.0 y de su lamentable trabajo en la ya de por sí lamentable Hitman.

    Saludos 😉

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*