Más Allá de Sitges 2014 XVIII: Conclusiones y top 10

Más Allá de Sitges 2014 XVIII: Conclusiones y top 10

Por fin he terminado con las críticas de Sitges, un año más se ha acabado alargado la cosa más de lo deseado, pero es que entre tanta película vista y el poco tiempo que nos queda entre una y otra, acabamos con casi la mitad del trabajo acumulado, pero un año más hay que decir que ha merecido la pena.

La edición de este año de Sitges creo que ha sido especialmente buena en cuanto al nivel de cine visto, yo al menos este año pocas he puntuado de manera negativa, eso sí, mucho película entre bien y notable, cuesta encontrar muchas películas que rocen el excelente, pero eso ya suele pasar, luego ya entran los gustos personales, esas discusiones que se mantienen en las colas sobre la sesión anterior y el contraste de opiniones que siempre enriquece.

La novedad de este año más relevante ha sido que todas las entradas se tenían que marcar en la entrada con los lectores de barras, por lo que ha sido mucho más lenta la entrada de público a las salas, algo que igual ha tenido que ver con los constantes retrasos que hemos sufrido este año, mucho mayores que los que yo recuerdo de ediciones anteriores. Eso y los varios apagones que se han sufrido, también más numerosos que otros años.

Como cada año, la gran cantidad de películas proyectadas hace que a uno le sea imposible abarcar todo lo que le gustaría, quedando siempre muchas películas recomendadas por ver en un futuro que uno se va apuntando. Entramos también como siempre en la polémica de si hay muchas categorías, de si la sección oficial tiene demasiadas películas, etc, etc. Sitges hace años que ha encontrado su formula, combinando tanto cine independiente y experimental con películas de mayor calado para el público, que muchas veces se acaban estrenando a los pocos días o semanas del Festival. Pero esa formula les funciona y un año más aumentan el número de entradas y de público. Siempre he dicho que Sitges es para ir a ver aquellas película que uno luego difícilmente podrá llegar a ver en una sala de cine, aunque luego no se sabe nunca, pero en principio, es para descubrir pequeñas joyas de difícil llegada a España. Aunque claro, luego uno no puede evitar, ya sea por incompatibilidad de horarios, la comodidad del Auditori o sencillamente por no poder lograr los ansiados tickets de prensa, se acaba viendo varias de estas que luego estarán en las salas al cabo de poco.

El debate viene siendo más o menos el mismo cada año, programación caótica con películas puestas a horas inviables, tan solo repiten pase las de sección oficial, el resto, muchas, son de pase único, lo que hace que combinar horarios sea muchas veces imposible. Hay quien dice que tendría que haber menos películas, menos secciones, más retrospectivas, más fantástico y menos películas que pintan poco en Sitges, en fin, que hay para todos los gustos. Personalmente opino que hay tal diversidad en el Festival que uno puede montarse un programa con lo que le apetezca y quiera ver, ya sea más cine de terror, ya sea más experimental en Noves Visions, o quizás guste más de cine asiático, o de animación, o por el contrario solo va a ir al Auditori a ver los pases de mañana y poco más, para todos los gustos y colores.

Top 10: Aquí van mis 10 películas de este año que más me han gustado o sorprendido o con las que mejor me lo he pasado:

  1. I Origins: La ganadora este año del Festival me sigue pareciendo la película más redonda que he visto este año. Lo dije al salir de verla que era una seria candidata a llevarse el premio y así a sido.

  1. The Babadook: Si hay una película de terror que resaltar por encima del resto este año esa es The Babadook, un buen ejemplo de como contruir con poco una gran tensión y una atmósfera angustiante hasta decir basta.

  2. The Guest: Era una de mis claras candidatas a premio del público, y es que realmente ha sido de esas películas en las que te lo pasas genial y disfrutas como pocas, seguramente no se habrá quedado muy lejos de la ganadora de este año. La mejor película hasta la fecha de Adam Wingard.

  3. Musarañas: La mejor película que hemos visto esta año española en Sitges, con el permiso de Magical Girl de Carlos Vermut, pero como esta no toca mucho el fantástico me he decantado por Musarañas, que no deja de ser un gran film con una excelente Macarena Gomez.

  4. El Incidente: Grata sorpresa la de este film mexicano, el debut de Isaac Ezban es una de esas operas primas que le dejan a uno anonadado por su fuerza y su contundencia, por su guión redondo y porque Ezban lo dota de una emoción que explota en su tremendo final donde toda la extraña situación se acaba cuadrando de una manera maravillosa.

  5. Under the Skin: O la amas o la odias, y yo me encuentro entre el primer grupo. Claramente no es una película fácil de ver, pero desde luego es una atrevida propuesta que funciona a de maravilla en todos los sentidos, tanto experimentalmente como en contenido, una experiencia que vale la pena ver con una grandiosa Scarlett Johansson.

  6. The Infinite Man: Hemos tenido este año pocas películas de viajes en el tiempo, y esta destaca por lo sencilla de su propuesta y su originalidad. Una película de pocos personajes y de identidades múltiples que coinciden en el tiempo en esta gran comedia romántica que ha sido una de esas sorpresas que a veces nos trae Noves Visions.

  7. Réalité: Quentin Dupieux vuelve a encandilarnos tras el traspiés que fue Wrong Cops con un film maravilloso de humor absurdo como el que nos tiene acostumbrados, un fantástico juego de muñecas rusas donde se mezcla la realidad, la ficción y los sueños con unos personajes delirantes y adorables. Una pequeña joya.

  8. What we Do in the Shadows: El film que se ha ganado el premio del público es una gran comedia que muestra los mitos del vampirismo de manera cotidiana y en clave de humor a través de un falso documental que nos muestra como conviven un peculiar grupo de vampiros en la actualidad.

  9. Tusk: Kevin Smith nos deja con la boca abierta con esta nueva propuesta inclasificable que es a ratos comedia, a ratos terror y en general una gamberrada realizada de manera sobresaliente con una delirante media hora final que uno no sabe muy bien como digerirla pero que desde luego es de lo más grande que se ha visto este año en Sitges.


Etiquetas en este artículo:
sitges 2014

2 comentarios

Deja un comentario
  1. Señor Pe
    Señor Pe 21 octubre, 2014, 12:09

    ¡Gracias por acercarnos el festival un año más, Dragón! Espero poder vivir el ambiente de Sitges por mí mismo algún día. ¡Un saludo!

    Responde a este comentario
  2. dragón negro
    dragón negro Autor 21 octubre, 2014, 17:10

    Cuando quieras por allí nos vemos!!!!

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com