Más Allá de Sitges 2012 III: Aftershock, Blood C: The Last Dark y Motorway

Más Allá de Sitges 2012 III: Aftershock, Blood C: The Last Dark y Motorway

Por el momento voy manteniendo el tipo con las críticas, aunque ya veremos mañana si me da tiempo a subir el resto de películas que veré hoy y las de mañana, día en el que de nuevo tocará madrugar.

Aftershock: Película dirigida por Nicolás López, por mucho que el más aplaudido haya sido Eli Roth, que ejerce de productor, guionista y actor. Roth debe de tener algún trauma con algo que le haya sucedido en algunas de sus vacaciones, porque el tío sigue insistiendo en hacérselo pasar mal a los turistas americanos. En esta ocasión, estos turistas se desplazan a Chile, hogar del director, lo que le sirve como excusa para mostrarnos los efectos del terremoto real que tuvo lugar en el país.

Los turistas americanos, acompañados por un amigo local adinerado y con muchos contactos, se dedican a ir de fiesta en fiesta cuyo único propósito es emborracharse y ligar, lo cual nos da una clara imagen de la idea que tiene el señor Roth de unas vacaciones. Por fin consiguen hacerse con una compañía femenina, tres chicas de turismo que les acompañaran cuando las inviten a unirse a ellos. De nuevo de fiesta, el terremoto irrumpirá cuando están en medio de una discoteca.

Aftershock podría haber sido un buen film de catástrofes, o al menos un film decente de catástrofes, pero claro, con Eli Roth a bordo, el film se acaba desviando y entrando de lleno en el género del terror más trillado, en donde los protagonistas irán pereciendo uno a uno bien victimas del propio desastre natural, o bien acosados por un grupo de presos que han aprovechado el terremoto para escapar de sus celdas en una prisión cercana y se dedicarán a hacer la vida imposible a los protagonistas. Unas muertes que son en más de un caso muy forzadas y sin mucho sentido, por no hablar de su final más que previsible, como si entre Nicolás y Roth no se hubiran tomado muy en serio el film y este no sea más que mero divertimento gamberro. Si te gusta el cine de Eli Roth en los que hace sufrir a los turistas, el film puede llegar a ser medianamente entretenido.

Blood C: The Last Dark: Poco o nada queda de esta nueva versión o secuela o como lo quieran llamar de Blood C The Last Vampire, de hecho, no he llegado a ver todavía la serie de anime televisiva, pero como se acerque más a esto, que creo es lo que debe ser, que no vayan contando conmigo. Ya cuando han empezado a salir las letras y he visto que estaban de por medio las Clamp, ya me he temido lo peor, y es que este grupo de autoras nunca han sido santo de mi devoción, como he vuelto a comprobar hoy mismo.

La primera escena del metro no está mal, aparece de nuevo Saya enfrentándose a una gran criatura vampírica, y se acaba topando con una especie de grupo organizado que persiguen su mismo objetivo, un personaje que maneja una gran corporación y cuyo pasado ya se ha visto unido al de los protagonistas, no se si en la serie televisiva o si es nuevo.

El hecho es que tras la primera y prometedora secuencia de acción, entramos una fase de adormecer el film a base de diálogos sensibleros y de personajes sobreactuados, todo muy típico de las Clamp, que tienen un estilo que se pasa de grandilocuente y de pretencioso a la vez que de sentimentaloide, como bien demuestran en una cansina escena final muy desmesurada y con un dialogo que parece no acabar nunca. Esto está más cerca de una versión emo de Blood C para jovencitas que otra cosa, perfil en el que claramente encajan las Clamp. Yo me quedo con el film original y me parece que no quiero saber nada más sobre este Blood C.

Motorway: Sencilla película de acción de Hong Kong, que sin embargo cumple con lo que promete, acción y entretenimiento, sin muchos efectismo ni profundidad, ni falta que le hace, ni siquiera la historia de chico conoce a chica tiene demasiada presencia. Mucho se la ha comparado con la saga A Todo Gas, pero será porque la acción está basada en persecuciones de coches, porque poco más tienen en común.

Aquí el protagonista es un poli joven que hace de pareja con un policía veterano, el chico es un pirado de los coches y aprovecha cualquier ocasión para perseguir a los conductores que se fugan, lo cual le cuesta unas buenas reprimendas. Un criminal experto en conducción rescata de la comisaria a un compañero suyo, y el resto del film es perseguir y perseguir a estos dos, que planean además un robo. Estamos frente a un film que en el mercado norteamericando seguramente seria una cinta que acabaría directa al mercado del DVD.

De entre lo más destacable hay que reconocer que el criminal experto en conducción es una pasada lo que llega a hacer con el coche, ni el Vin Diesel, como consigue escapar siempre en el último momento usando trucos de lo más imprevisibles. Es de lo más interesante de una cinta que no destaca en casi nada, ni en la espectacularidad de sus carreras, ni en los choques ni en una trama muy compleja, pero si que consigue mantener un mínimo de tensión y ser lo suficientemente trepidante para lograr un aprobado.


2 comentarios

Deja un comentario
  1. Contiene Spoilers
    Contiene Spoilers 6 octubre, 2012, 22:35

    Estuve en la proyección de Blood-C, y debí dormir durante unos 50 de los 106min que dura. Y no fui el único.

    Responde a este comentario
  2. dragón negro
    dragón negro 7 octubre, 2012, 00:07

    Te puedo asegurar que a mi me ha costado horrores mantenerme mínimamente despierto.

    A ver si nos vemos por sitges, que ya tocaria, yo suelo estar todas las mañana en Auditori, dime algo a ver si coincidimos en algún pase.

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com