Más Allá de Sitges 2010 II: Captifs, The Possession of David O’Reilly y Blood River

Después de la sesión doble de ayer por la mañana y la correspondiente recogida de tickets, toca ir a descansar para afrontar la primera maratón que ofrece el festival. Estuve dudando mucho entre ver la primera de la maratón y luego salirme a ver The Life and Death of a Porno Gang, que prometía ser de las fuertes del festival, pero al final me decante por Adam Mason, y es que tenía muchas ganas de ver tanto Blood River como Pig, aunque esta última, al ser ya la cuarta peli de la maratón, se me quedó pendiente, que por la mañana toca madrugar y no es cuestión de ir empezando ya el primer día durmiendo pocas horas.

Captifs: Este es el cine francés de terror que me gusta, el que es cruel y despiadado, aunque no llegue a niveles de otros films franceses, si que está muy por encima de la remesa de film franceses del año pasado. Captifs nos cuenta una historia que no es para nada nueva, la de un grupo de médicos voluntarios que acaban de terminar su estancia en Kosovo y que se dirigen a Paris. Pero un incidente en la carretera hará que tomen un desvío, con lo que acabarán perdidos y siendo atrapados por un grupo de hombres que los encerraran en celdas. El film se centra en la sufrida Zoe Félix, que encarna a un personaje con fobia a los perros debido a un incidente cuando era niña. Será nuestra sufridora más notable, en un papel nada fácil y del que sabe sacar el máximo partido. La desesperación aumentará cuando descubran el motivo por el que son retenidos, y sobre todo cuando cualquier vía de escape posible se vea truncada por sus captores.

Captifs está rodado con un pulso envidiable, en ningún momento se nos hace pesada por mucho que gran parte del film esté centrado en las celdas cochambrosas en las que se encuentran atrapados, y consigue generar la suficiente tensión hasta su desenlace, lo que hace que tengamos que estar obligatoriamente pendientes de su debutante director Yann Gozlan y de sus futuros proyectos.

The Possession of David O'Reilly: Está claro que el público de Sitges va a las maratones, y en general también, a que le den caña, y si bien la anterior película fue bien aplaudida, esta The Possession of David O'Reilly cansó y aburrió. De entrada por ser un film con un muy bajo presupuesto que está rodado con cámara digital en mano y que está plagado de planos confusos, movimientos bruscos y momentos oscuros en los que apenas se ve nada. Pero esto no sería un problema si el film supiera mantener el interés, y a pesar de partir de una buena idea, no lo consigue porque acaba siendo repetitivo ya que no dejaremos el apartamento en ningun momento, lo que se torna bastante pesado. El film nos presenta a una pareja feliz, cuando en medio de la noche aparece un amigo de él, que dice haber descubierto a su pareja poniéndole los cuernos y pide quedarse unos días. Este es David, que no tardaremos en descubrir que oculta algo más oscuro. David tiene visiones de monstruos que le acechan, y poco a poco va contagiando a la pareja que le acoge de su terror, los cuales se debaten entre si su amigo está realmente loco o si es real lo que ve.

El film acaba en un crescendo nocturno en donde nuestro amigo David está ya ido del todo y nosotros mareados con la cámara y cansados de tanto movimiento y planos confusos y oscuros en donde no se ve nada de nada. Quizás el referente más cercano sea el de Paranormal Activity, y aunque considero que este film tiene mucho más interés que aquella, también hay que reconocer que la otra conseguía ser mucho más amena pese a todo.

Blood River: Hacía ya tiempo que tenia ganas de este film, sobre todo porque venia leyendo reseñas muy positivas sobre él y porque Adam Mason es un fijo de los últimos años del festival y sus películas siempre tienen este toque diferente que sin llegar a ser perfectas si son muy recomendables. Blood River creo que supone la madurez como cineasta del director, un film muy psicológico y de lento desarrollo pero que te acaba atrapando dentro de su misterio, por mucho que algunos de los presentes en la sala llegarán a aburrirse.

El trío formado por el director, el guionista Simon Boyes y su actor fetiche Andrew Howard, nos ofrecen esta vez su film más serio hasta la fecha y un relato de terror en donde nada es lo que parece en un principio. Nos encontramos con una pareja que viaja por el desierto de Estados Unidos de camino a casa de los padres de ellas para comunicarles que está embarazado, hasta que se les pincha una rueda que les causa un accidente. Juntos se encaminan hasta un pueblo cercano que se llama Blood River y en donde descubrirán que se trata de un pueblo fantasma abandonado. Desesperados, recibirán la llegada de un misterioso extraño con pinta de cowboy como una salvación, pero este personaje resulta ser mucho más de que dice ser.

Excelente composición de Andrew Howard que consigue hacer creíble un personaje de lo más complicado, y con el que no sabes ha que atenerte, tanto puede ser un remanso de paz y de bondad, como convertirse al momento siguiente en un perfecto hijo de puta, con un contrapunto de canalla y de chulería que te atrapa desde el primer momento en que aparece. Pero es que aparte, el film, que aunque le cuesta algo arrancar, tiene un desarrollo algo lento y un final algo alargado, es una atentica delicia como obra de terror psicológico si uno se permite paladear sin prisa lo que ve, con unos diálogos atractivos como mayor baza en los que nos podremos llegar a plantear que tipo de vida vivimos y si merece la pena y que realmente todos somos unos pecadores que arrastramos algún tipo de culpa. Personalmente creo que es imprescindible, una lástima no haber podido ya quedarme a ver el experimento que es Pig y a la espera de que salga Luster, su nuevo film, y acabar de confirmar, si es que aun es necesario, que Adam Mason es uno de los grandes nombres del terror actual.

Enlaces relacionados: Tráiler de Captifs


5 comentarios

Deja un comentario
  1. Mario
    Mario 9 octubre, 2010, 02:07

    Hola amiguete…. joer ….se me hace extraño hablarte en castellano, pero ,,,todo sea por la parroquia …
    Ayer fui a ver  "Los ojos de Julia" y la verdad es que lo que más miedo me dio fue el pelucón que le han puesto al pobre  Lluís Homar… mucho violín misterioso, mucha sugerencia pero al final (para mi ) todo se reduce a una mezcla tramposa y previsible  entre el Giallo, el psicokiller y las pelis tipo "sola en la oscuridad"..poca chicha y mucho ruido,,pero enfin .. no podían dejar a Filmax sin inaugurar el festival  (un año más)…
    Por lo que hace a "Agnosia"……..buffff………a ratos me recordó a  "Lo que el viento se llevó" larga y de cartón piedra… muy bien recreada la barcelona industrial de finales del siglo XIX, peró sin emoción,sentimiento ni  alma…     me parece una peli aburrida falta de nervio…. un coñazo vamos.
    Por cierto,,,se hacerca la hora de la burrada servia…. vaticino un pollo de tres parells de nassos en el Auditori cuando se proyecte…
     
    A veure si ens trobem per alguna peli!!
     
    Mario.

    Responde a este comentario
  2. Lollypop
    Lollypop 9 octubre, 2010, 04:11

    Hola, sabéis algo de la Infected Walk ?? no la de zombis del 9, sino la del dia 16 de infectados.
    GRACIAS

    Responde a este comentario
  3. dragón negro
    dragón negro 9 octubre, 2010, 12:15

    Hey Mario, a ver si nos vemos en algún pase, nos llamanos!!!

    Lollypop, no tengo ni idea de lo de la Infected Walk, primera noticia.

    Responde a este comentario
  4. stathis borans
    stathis borans 9 octubre, 2010, 14:21

    Me apunto los tres films.

    Responde a este comentario
  5. davidgore
    davidgore 21 octubre, 2010, 22:42

    Tomo nota de Captifs y Blood River. Gracias por estas mini reseñas y noticias.

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com