Crítica: Her

Crítica: Her

Spike Jonze vuelve a darnos su mejor versión en Her, un film brillante en muchos aspectos, un tratado sobre la soledad y el amor, pero también sobre la comprensión y la aceptación de nuevas formas de relacionarse con un componente de ciencia ficción mucho más potente de lo que se podía prever en un principio.

Theodore, un excelente Joaquin Phoenix, es un hombre muy sensible cuyo trabajo consiste en escribir cartas para los demás. Se ha separado recientemente de su esposa, la cual espera que firme los papeles del divorcio. La aparición de un nuevo sistema operativo inteligente cambiará su vida para siempre.

Jonze nos presenta una sociedad futura no demasiado lejana, algo a lo que se podría llegar en 20, 30 o 40 años. Se han cuidado al detalle muchos elementos, entre ellos el vestuario, que como vemos tiene una clara tendencia retro, en la que destacan esos pantalones ombligueros que todos visten. Pero la tecnología ha seguido su curso, y nos muestran nuevos sistemas operativos en los ordenadores, nuevas formas de entretenimiento con videojuegos y móviles que son mucho más toscos en diseño que los que conocemos actualmente pero muy funcionales.

Lo más significativo es la manera de comunicarse con los sistemas operativos, hablando y dando órdenes para que lean el correo o busquen una información, en una especie de comunicación a una banda. Hasta que hace aparición un nuevo sistema operativo inteligente que aprende del usuario para ofrecerle un servicio lo más personalizado posible. Theodore se compra uno y lo configura con voz de mujer. Ella se pone el nombre de Samantha, imposible no enamorarse de la voz de Scarlett Johansson, y empezará así una relación que tendrá un desenlace inesperado cuando ambos se enamoran el uno del otro.

Me encantan esos planos en los que Jonze, que siempre se centra casi exclusivamente en su personaje protagonista dejando de lado el resto, nos muestra a la gente paseando por la calle y como todos van hablando solos con su pinganillo en el oído y su sistema operativo, reflejo sutil de una nueva sociedad que entiende eso como normal. Si hace 10 o 15 años nos hubieran dicho que no nos separaríamos de nuestro teléfono móvil y le haríamos más caso que casi a las propias personas físicas en nuestra presencia seguramente nos hubiera parecido extraño e incluso poco probable.

Como digo, Jonze centra el relato exclusivamente en el punto de vista de Theodore, pero deja la suficiente información como para que veamos que este nuevo sistema operativo ha revolucionado la manera de hacer de la gente. Es esta ciencia ficción sutil, bien trabajada y de tecnología avanzada pero aspecto retro la que me sorprende mucho más que los grandes efectos especiales, las grandes pantallas holográficas y esa tecnología tan pulcra que está tan de moda actualmente.

Her nos muestra un futuro realmente optimista, ya hemos visto mil veces como las inteligencias artificiales se apoderan del mundo y quieren acabar con la humanidad, pero Jonze le da la vuelta y nos ofrece una realidad completamente distinta, en donde IA y seres humanos no solo conviven en armonía, sino que llegan a enamorarse y a entablar relaciones serias más allá de lo físico.

Pero dejando ya de lado el fascinante entorno futurista que crea Jonze, hay que decir que Her es un film que combina humor con delicadeza, en donde hasta el sexo virtual puede llegar a ser de lo más excitante, elegante y cotidiano, donde un personaje de videojuego es capaz de interactuar contigo y de insultarte de la manera más graciosa, en donde una máquina es capaz de entenderte mejor que muchos seres humanos y en donde el amor se entiende de muchas formas posibles. Her es una lección sobre el amor en estado puro, de como dos personas llegan a conectar y compenetrarse de tal manera que es inevitable que el amor aparezca sin que para ella influya para nada lo físico

Creo además que es indispensable su visionado en versión original siempre que sea posible, ya no solo para apreciar la brillante actuación de Phoenix, sino también para disfrutar de la cálida y sensual voz de una Scarlett Johansson encantadora. Y desde luego, su director acierta de lleno al volver a contar con Arcada Fire junto a Owen Pallett para crear una banda sonora diferente y acorde.

critica5

 

 

 

her poster critica


Etiquetas en este artículo:
Imprescindible

2 comentarios

Deja un comentario
  1. Korben_Dallas
    Korben_Dallas 19 agosto, 2014, 10:44

    Vaya peliculón! La he podido ver en el cine que reponían en los Renoir plaza España y bufff que sorpresón, me la esperaba buena, pero está claro que Spike Jonze mide al detalle los colores, la ambientación…. No se lo mejor que he visto del año seguro.

    Por otro lado… Cómo no has hecho crítica de Guardianes de la Galaxia???? Voy a verla el miércoles pero creo que será una Space Opera de las que te dejan huella 😛

    Responde a este comentario
  2. dragón negro
    dragón negro Autor 19 agosto, 2014, 12:03

    Hola, Her es una gran película, seguro es de lo mejor del año.

    Guardianes de la Galaxia a mi no me ha gustado tanto como parece haberle gustado a la mayoria, tengo la crítica casi a punto, pero es que llevo ya casi una semana si internet en casa y sin poder publicar post, espero se solucione el tema en breve….

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com