Crítica: Vice

Crítica: Vice

Film de ciencia ficción con una premisa que daba para bastante más de lo que nos ofrece, y no creo que lo haga por ineptitud o, sino que da la sensación de que evita deliberadamente complicarse la vida y se decanta por una acción insulsa y un desarrollo muy mediocre dentro del cual se siente muy cómoda y además es claramente lo que cabía esperar de una película simplona de segunda línea cuyo destino es el mercado del DVD/Blu-ray.

Como si fuera una especie de versión decadente y viciosa de Westworld, Vice nos presenta un complejo recreativo en donde cada uno puede hacer realidad sus mayores fantasías, sus más oscuros sueños y deseos. Unos humanoides cuya memoria se borra cada día, se encargan de hacer esto posible. Pero uno de estos androides empezará a recordar sucesos pasados y a tener extraños sueños.

Hasta aquí todo bien, los primeros quince o veinte minutos funcionan, pero a la que la chica escapa, empieza una persecución interminable por toda la ciudad donde milagrosamente las balas parecen no querer impactar nunca en el cuerpo de la joven, y mira que le llegan a disparar veces. Lejos de preocuparse por el dilema moral o por las consecuencias globales de este particular centro turístico o nada que se acerque algo a la inteligencia artificial, el guión tiene claro que esto va destinado al directo a video y no hay que romperse mucho la cabeza. Correr, tiros, acción, un par de explicaciones por encima pilladas con pinza, más tiros, más correr, y así hasta el final.

El mayor reclamo está claro que es la presencia de Bruce Willis haciendo de villano, pero este tiene pocas ganas de actuar, muy pocas. Lo que hay que hacer a estas alturas para cobrar, con lo que había sido antes. Eso si, el que parece pasárselo en grande y dar el callo es un irreconocible Thomas Jane con unas melenas horribles y cerilla en la boca cual Cobra, un poli rudo y borde que busca cualquier oportunidad para acabar con el complejo. En medio de todo este desaguisado tenemos a la joven protagonista, Ambyr Childers, que ya vimos muy bien en We Are What We Are y que aquí también parece esforzarse por sacar algo mínimamente decente.

Vice parece un film de acción barato de finales de los 80 o 90, por su estética y por algunos recursos que utiliza, me hace gracia como hay en una plaza de la ciudad un par de coche ardiendo, como si fuera lo más normal, pero lejos de ese regusto añejo se queda en nada, básicamente porque ni siquiera intenta ser algo más que lo que es, con lo que nos queda una cosa simple y muy vista que no merece demasiado la pena, eso si, honesta lo es.

vice poster

Puntuación
6.5out of 5

1.7

1.7 out of 5
Bastante floja

Etiquetas en este artículo:
Bastante floja

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com