Crítica: Vengadores: Infinity War

Crítica: Vengadores: Infinity War

Hace ya 10 años que el universo Marvel inició su andadura, lo que poco a poco nos ha llevado hasta donde nos encontramos, a la Guerra del Infinito, la que por el momento podemos considerar la mayor película de superhéroes jamás realizada, con un reparto coral que consta de más de una treintena de personajes ya vistos con anterioridad en alguna película de la compañía. El camino ha estado repleto de altibajos, no seré yo ahora el que los venga a enumerar, seguro que cada uno tiene sus películas favoritas y tiene más o menos claro cuáles son las peores, y para bien y para mal, todas se han distinguido por tener un sello característico, una continuidad, la tantas veces critícada/alabada formula Marvel.

De las mejores cosas que le ha pasado al universo Marvel es sin duda la entrada de los hermanos Russo, Anthony y Joe entraron en la compañía para hacerse cargo de la secuela de Capitán América y acabaron filmando lo que para muchos es la mejor película que ha dado este universo de superhéroes. Y luego no se quedaron muy atrás con Civil War, donde ya empezaban a jugar con multitud de superhéroes de una manera sobresaliente. Pero desde luego, en esta Infinity War hay que quitarse el sombrero por la manera de manejar tramas y a todos y cada uno de los personajes que aparecen, que aunque sea poco, todos tienen su pequeño momento en una ajustadísima y milimétrica gestión del tiempo que aparecen e interactuan en pantalla.

Mucho personaje y mucho superhéroe, pero el verdadero e indiscutible protagonista es Thanos, ese del que tan solo habíamos visto resquicios en la primera parte de Los Vengadores y en alguna que otra escena post-créditos se convierte aquí en el dueño y amo de la función. Si de algo ha ido falto Marvel en estos años ha sido en la creación de villanos que valieran la pena, pocos han quedado para la memoria salvo Loki. Si alguien piensa que con Thanos se va a encontrar el típico enemigo que tan solo busca destruir la Tierra y dominar el Universo, se va a equivocar de lleno, porque Infintity War nos ofrece un retrato profundo y detallado de las motivaciones y metas del personaje, que acaba siendo más coherente de lo que parece en un principio. Porque Thanos no mata por matar, busca un propósito que realmente cree es lo mejor para el Universo, y alguien tiene que hacerlo.

Infinity War se va moviendo de manera cómoda entra varias tramas, en la Tierra y el espacio, y vale que usa un poco a su antojo los viajes por el espacio, personajes que aparecen aquí y allá en un plis, pero todo entra dentro de unas reglas impuestas, son superhéroes y supervillanos, tampoco nos vamos a poner muy tiquismiquis. Infinity War no pierde el característico humor, hay gags muy buenos y otros que quizás estén algo metidos con calzador, pero el tono general es bastante aceptable. Y desde luego tiene acción, mucha, con unos efectos especiales a los que pocas pegas se les puede poner, incluso Thanos parece un personaje mucho más real de lo esperado.

Infinity War se deja lo mejor para el final, un final épico que a pesar de volver a recurrir a la pelea en mogollón, funciona mucho mejor de lo esperado, y desde luego mucho mejor que lo visto por ejemplo en Ultrón. Pero si algo hay que alabar de esta película es su valentía y su capacidad para darnos un final que desde luego nadie se esperaba y que deja al universo Marvel en una situación de la que habrá que ver como salen, pero visto lo visto, los Russo tienen toda mi confianza y la espera va a ser muy larga para ver como acaba todo esto y que es lo que viene después.

Puntuación
18.5out of 5

4.7

4.7 out of 5
No te arrepentirás

Etiquetas en este artículo:
No te arrepentirás

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com