Crítica: The Boondock Saints II: All Saints Day

Fue por allá el año 1999 que el director Troy Duffy conseguía estrenar su ópera prima, la cual le había costado sudor y sangre llegar a rodar, llamada The Boondock Saints, aquí conocida como Los Elegidos. El film tuvo una distribución pésima pero cuando salió en DVD, el boca a boca la llegó a convertir en un film de culto con el tiempo.

Han pasado diez años, tiempo en el que Duffy no ha conseguido volver a rodar nada, y por fin el director consigue la financiación para rodar la secuela del film, con el que además cuenta con buena parte de los protagonistas de aquella. Por mucho que nos alegráramos en su momento del regreso de los hermanos MacManus, esta secuela me ha parecido de un gusto horrible y una falta de respeto a su predecesora, ya que carece de la fuerza y de la emoción que nos cautivó diez años atrás.

Duffy, que también firma el guión de la secuela, no se complica mucho los cascos para hacer volver a los hermanos justicieros en nombre de Dios a las andadas, la aparición de un imitador de sus crímenes es suficiente para que estos vuelvan de su retiro y se dediquen a pegar tiros a diestro y siniestro, ya es un primer avance que nos augura que el guión no se va a preocupar mucho por la psicología de los personajes y que va más de cara a contentar al fan y a ser bastante simple.

Tenemos nuevos personajes, de entrada la actriz Julie Benz, que tiene la difícil papeleta de substituir a Willem Dafoe, y aunque su personaje sea de lo poco salvable del film, no le llega a la altura del carisma del personaje de Dafoe en la primera parte. Más penosa es la introducción del actor Cliftons Collins Jr., el elemento cómico del film que interpreta a un mexicano que se une a los hermanos en su vendetta personal pero que no pasa de ridículo cada vez que abre la boca y consigue ser del todo odioso y cansino.

El film se limita a repetir la fórmula de su predecesora pero con mucha menos gracia, haciendo hincapié en las escenas de acción y tiros que no están a la altura, el personaje de Benz se dedica a recrear los asesinatos tal y como hacia Dafoe anteriormente, pero la secuela abusa desmedidamente de este recurso, con lo cual deja de ser efectivo, y en medio se dedican a tener diálogos absurdos y a intentar hacer un humor que no consigue conectar de ninguna manera. Es más, por momentos resulta tan ridículo que una parece estar frente a una parodia de Los Elegidos más que frente a una secuela de aquella que encima dirige el mismo director.

The Boondock Saints II: All Saints Day se queda muy lejos de la genialidad de su primera parte y una acaba pensando que nunca se debería haber rodado esta secuela, y lo peor es que se deja abierta la puerta a una tercera parte, que visto el resultado aquí, más nos vale rezar para que nunca nos llegue, al menos servidor ya ha escarmentado con esto y tiene muy claro que no quiere saber nada más del director Troy Duffy después de este despropósito y clara mofa a todos los que alguna vez disfrutamos con el film original, y mucho menos de nuevas secuelas sin sentido.

Enlaces relacionados: Trailer de The Boondock Saints II: All Saints Day


1 comentario

Deja un comentario
  1. eberrebeld
    eberrebeld 31 marzo, 2010, 20:01

    Estoy completamente de acuerdo con la crítica de esta secuela. La verdad me desepcionó mucho ya que eperaba ver un trabajo digno de su predecesora y solo encontré un filme patético y risible. Es una verdadera lástima ya que la primera parte me fascinó, tal vez no tuvo una producción deslumbrante pero el argumento era muy bueno.
    Sin embargo tengo la esperanza de que el director redima sus culpas en la tercera parte (si es que la hacen) y se enfoque mas en la história y los personajes que en el humor barato ya que The Boondock Saints tiene mucho que ofrecer.

    Saludos

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com