Crítica: The Book of Henry

Crítica: The Book of Henry

Colin Trevorrow despuntó con su ópera prima titulada Safety Not Guaranteed, una gran película con uno de los mejores finales de los últimos años, y después sorprendió a todos fichando para las grandes producciones con Jurassic World, que además, críticas aparte, fue todo un éxito mucho más grande del que muchos se esperaban. Trevorrow se desvinculaba como director de la secuela, aunque sigue acreditado como guionista, y pasaba a formar parte de la lista de selectos directores que iban a participar en la nueva trilogía de Star Wars, pero antes iba a dirigir un pequeño film titulado The Book of Henry, que es el que nos ocupa.

Trevorrow ya no va a dirigir el Episodio IX, y The Book of Henry, estrenada en junio en Estados Unidos, ha sido masacrada por la crítica estadounidense. Parece que las cosas se tuercen para el director pero, ¿Es realmente un desastre tan grande su última película como parece indicar la crítica? Pues ni mucho menos, más bien todo lo contrario, aunque no deja de ser una película mucho más compleja y mucho más inesperada de lo que cabria suponer en un principio.

El fllm nos presente a una familia bastante atípica, una madre soltera que cuida a sus dos hijos, con la peculiaridad de que el mayor de ellos es un superdotado, este es Henry. Henry lleva las cuentas de la casa, invierte en bolsa, cuida de su hermano y en el colegio todos están encantados con él, desde sus compañeros hasta los profesores. Henry se siente atraído por su vecina, que además es compañera de clase, pero hace tiempo que ha descubierto que su padrastro la maltrata y nadie le hace caso, así que finalmente idea un plan para matarlo y lo apunta todo en una libreta.

Hasta aquí bien, parece una película de niños frikis e inteligentes, tan en auge hoy día, que van a rescatar a la vecina de las sucias manos de su padrastro. Pues no, Trevorrow, y su guionista Gregg Hurwitz, no van a ir a lo fácil. Y aquí es donde creo radica el problema, o su virtud, depende de cómo lo veamos, de una película que consigue ir mucho más allá de sus pretensiones iniciales.

Los dos niños protagonistas están perfectos, tanto Jaeden Lieberher como Henry como Jacob Tremblay como el hermano menor a su sombra, pero quien realmente resalta y brilla es Naomi Watts como madre, creando un personaje realmente atípico en el cine, ya que si que es una madre preocupada y que quiere mucho a sus hijos, pero se apoya mucho en Herny, ya que este se ocupa de todo y ella se pasa las horas enganchada a los videojuegos o no duda en emborracharse para ahogar penas con su compañera de trabajo. Y Watts es la auténtica protagonista de la película, no Henry ni su hermano, ella es la que tiene que afrontar lo que sucede y ella es la que finalmente madura como madre y como persona adulta.

The Book of Henry puede que sea la película más valiente y conmovedora del año, capaz de dejarte descolocado cuando menos te lo esperas y con un guión que seguro que cualquier profesor te hubiera tirado a la cabeza sin pensárselo. Pero esa es la grandeza del cine, que una película sea capaz de sorprenderte, ya sea para bien o para mal, y creo que aquí puede haber división de opiniones. Lo que si que os aconsejaría es que intentaseis leer lo menos posible sobre ella y evitar que os destripen nada, yo he tenido sumo cuidado en hablar lo justo y necesario sobre ella, y no ha sido fácil.

Puntuación
16out of 5

4

4 out of 5
No te arrepentirás

Etiquetas en este artículo:
No te arrepentirás

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com