Crítica: The Apparition

Crítica: The Apparition

The apparition poster

The Apparition es básicamente un típico film de fantasmas o casa encantada, aunque como luego veremos no es exactamente esto último, pero que encajaría perfectamente en la definición, y que tiende a caer en los constantes errores del cine de hoy día, es decir, se preocupa más en crear una estética y unas escenas más o menos impactantes que en hilar una historia con coherencia, y eso se nota en el último tramo y sobre todo ya en su final, visualmente muy impactante, pero de lo más gratuito.

En el film nos encontramos tras un intenso prologo, que luego veremos como guarda relación con nuestros protagonistas, a una joven y guapa pareja que se acaban de mudar a una casa en una zona residencial poco habitada. No tardaremos en presenciar que cosas extrañas empiezan a suceder.

En un momento dado, el protagonista dice que la casa es demasiado nueva como para tener una historia de fantasmas detrás, como si eso fuera un problema, solo basta con haber construido la casa encima de un cementerio indio, por poner un ejemplo. Pero como se irá viendo, la causa de los fantasmas está directamente relacionada con lo sucedido en el prólogo, lo cual, por mucho misterio que le quieran poner, es algo obvio de entrada.

Tras un rato de intentar asustarnos con puertas que se abren, ruiditos y un misterioso moho que no deja de aparecer por toda la casa, The Apparition consigue ganar un poco de interés con la irrupción de un nuevo personaje, el reconocible Tom Feldon de la saga Harry Potter que es de lo más aprovechable de todo el film, y la explicación a los extraños sucesos, así como la posible solución a los problemas.

Pero de nuevo el film cae en los tópicos, tiene que regalarnos un final de traca inesperado, o al menos eso será lo que se creen, volviendo otra vez a los sustos y con nuestra joven pareja huyendo de nuevo, aunque la escena de los muebles fundidos con la casa tengo que decir que resulta efectiva.

Le falta tensión y garra a The Apparition, parte de una buena idea y tiene algún momento en que va ganando interés, pero finalmente acaba hundiéndose incapaz de desarrollar nada novedoso, ni tan siquiera consigue tener una resolución que esté a la altura, sino que es más bien ridículo y pretencioso, con una escena final que parece metida con calzador porque quedaba molona, uno de los grandes problemas del cine de terror más comercial de nuestros días.

se deja ver


Etiquetas en este artículo:
fantasmas

2 comentarios

Deja un comentario
  1. Pliskeen
    Pliskeen 27 noviembre, 2012, 20:10

    Veo que a ambos nos causó la misma impresión. Rescato algún que otro momento y a Feldon. Por lo demás, totalmente olvidable.

    Saludos 😉

    P.D.: Veo también que para las críticas has introducido las “estrellas”.

    Responde a este comentario
  2. dragón negro
    dragón negro Autor 27 noviembre, 2012, 23:22

    Pues coincidimos de nuevo, la verdad es que bastante flojilla. Si, finalmente me he decidido a introducir las estrellas, o unicornios en este caso. Llevaba ya un tiempo dandole vueltas a como puntuar las pelis y finalmente me he decidido por el metodo más clásico.

    Un saludo.

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com