Crítica: Stonehearst Asylum

Crítica: Stonehearst Asylum

No se muy bien que está pasando con Brad Anderson, el director de películas como Session 9 o El Maquinista lleva unos años que no acaba de ofrecernos aquella genialidad a la que nos tenia acostumbrados. Todo empezó a decaer a partir de Vanishing of 7th Street, un film de terror que no iba a ninguna parte ni explicaba gran cosa, para luego ofrecernos recientemente el thriller La Última Llamada, que si bien tenia una trepidante primera hora, se resentía demasiado de un final demasiado convencional.

En La Última Llamada ya sucedía algo parecido a lo que sucede con esta Stonehearst Asylum, que tienen un tufo de película de directo a DVD o de telefilm que no juega nada a su favor. Cuentan con muy buenos repartos, y ambas películas evidentemente están muy por encima de un telefilm convencional, pero han estado muy lejos de tener repercusión en cines, encontrándose un poco en tierra de nadie, técnicamente muy buenas para un directo a DVD pero con poco potencial para ser lanzadas de manera notoria en cines.

Basada en un relato corto de Edgar Allan Poe, Stonehearst Asylum, o Eliza Graves, ni por un título parece que acaba de decidirse, nos cuenta como un joven médico llega en pleno invierno a una institución mental con la idea de aprender del Dr. Salt, pero no tardará en descubrir que el doctor y todo el personal del centro ha sido substituido por pacientes, que ahora se ocupan de la clínica.

La película tiene un reparto de lujo, Kate Beckinsale sigue estando igual de guapa que siempre o más y Jim Sturgess sigue haciendo el mismo papel de siempre de joven inocentón y enamoradizo. Los dos protagonistas cumplen, pero el que sobresale por encima del resto es Ben Kingsley, sin duda uno de los pocos reclamos por los que os recomendaría el film. Su conversación con Michael Caine, su papel es demasiado escueto para dar para mucho más, es de lo mejorcito de la cinta. También encontramos como secundarios rostros de sobras conocidos como David Thewlis, Jason Flemyng o Brendan Gleeson.

Esta claro que no tenemos un problema de casting poco conocido, ni tampoco de vestuario ni escenarios, todos están muy bien cuidados, ni tampoco de dirección, ya que se nota que Anderson tiene tablas de sobras para hacer una dirección dinámica y fluida ¿Dónde está entonces el problema? Pues en un guión muy poco consistente que en vez de profundizar en la situación y en la psique humana, o en el juego que da ver las técnicas que utilizaban los doctores con las que ahora aplica el paciente, acaba derivando en un thriller de lo más simplón y en una historia romántica. La trama no acaba de atraparte en ningún momento, más bien al contrario, cada vez va aburriendo más y más, y para colmo no se le ocurre otra cosa que acabar con un final sorpresa que aporta bien poca cosa y que se lo podrían haber ahorrado. Aquí se nota hacia que tipo de público va destinado el film y sus pocas ganas de ofrecer algo distinto.

Es una lástima ver a un director como Anderson dirigiendo capítulos de series televisivas o películas de este tipo cuando creo que podría ofrecer, y así lo ha demostrado anteriormente, un cine mucho más personal y diferente, pero hasta que no le den un guión con algo más de chicha, o le dejen elegir mejor sus proyectos, mucho me temo que no levantará cabeza.

stonehearst asylum poster

Puntuación
8.5out of 5

2.2

2.2 out of 5
Se deja ver

Etiquetas en este artículo:
Se deja ver

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com