Crítica: Snowpiercer

Crítica: Snowpiercer

Es muy posible que Snowpiercer llegue a dejar algo descolocado si no se visiona de una manera acertada. Puede que de entrada nos llegue a despistar y creamos que se trata de un film más realista de lo que pretende ser, pero en verdad la película no es más que una fábula de ciencia ficción llena de fantasía, y así es como debe verse para llegar a disfrutarla de una manera adecuada.

Nada más empezar, la situación que nos plantea de demasiado rocambolesca para ser tomada muy en serio. Nos encontramos en el interior de un tren donde viven los últimos habitantes de la Tierra tras un apocalipsis en el que el planeta se ha congelado entero. Los protagonistas que nos presentan en primera instancia son un grupo de personas que viven de manera infrahumana y que son tratados prácticamente como si fueran ganado. Es evidente que están preparando una revolución, un golpe de estado que cambie esa situación para ellos, que quieren tener unos derechos básicos. Es innato en el ser humano luchar y pelear para mejorar su situación y rebelarse contra el opresor.

La revolución estalla, y eso llevará a nuestros protagonistas a ir avanzando en el tren, a ir tomando vagón tras vagón hasta llegar al primero, desde donde se controla todo el tren. Cada nuevo vagón es una sorpresa, tras cada puerta cerrada con llave se esconde una maravilla o bien acecha la muerte, pero hay que seguir avanzando, cada paso les lleva más cerca de su objetivo, de poder tomar el control del tren.

A medida que asistimos a este avance en el tren, iremos conociendo como se ha llegado a esta peculiar situación y que es realmente este tren en donde se desarrolla la acción, descubriendo incógnitas y planteando de nuevas que se irán resolviendo a medida que avance la trama.

Bong Joon-ho rueda un film muy distinto al resto de su carrera, con un debut en inglés que no le hace perder ni un ápice de personalidad ni de atrevimiento, lo cual es de agradecer. No tiene problemas para filmar prácticamente toda la película en espacios cerrados y reducidos, es más, parece sentirse muy cómodo aprovechando los espacios y es capaz de ofrecer algunas escenas fascinantes y sobrecogedoras como la secuencia del túnel.

En un reparto tan coral como el que nos ocupa, es complicado destacar a algún actor por encima de otro, pero hay que reconocer que Chris Evans sigue madurando como actor, y que Tilda Swinton nos regala un personaje totalmente inolvidable, capaz de despertar odio y al momento siguiente dar pena. Y se agradece la participación de actores asiáticos como el gran Song Kang-ho con un papel bastante importante.

Snowpiercer es una reflexión sobre la naturaleza del ser humano, sobre cual es su lugar dentro de la cadena de poder y sobre el frágil equilibrio que esta ostenta. Nos cuenta como el sacrificio y el sufrimiento de muchos beneficia a unos pocos, pero como unos se necesitan a otros para sobrevivir. Presenta también el difícil conflicto entre lo moralmente correcto y la cruda realidad, que no siempre tienen que ir de la mano, en un final que seguramente pueda plantear muchas más cuestiones y que puede llegar a resultar incluso demasiado exagerado, pero como cuento que es el film, creo que hay que sacar su moraleja más que juzgar si era el más adecuado.

no te arrepentirás

 

 

snowpiercer poster


Etiquetas en este artículo:
No te arrepentirás

11 comentarios

Deja un comentario
  1. jayme
    jayme 18 abril, 2014, 20:19

    A mi no me terminó de convencer ese final tan poco cinematográfico. Demasiada explicación elimina toda sorpresa de un climax demasiado a lo “Matrix”.
    Eso sí, el coreano dirige acción como pocos, como ya demostró en el inicio de The Host, y film un par de secuencias que ya quisieran algunos yankis. También acertado el toque de “humor” y cierto toque surrealista al que mejor no le demos demasiadas vueltas.
    Coincido plenamente en la puntuación

    Responde a este comentario
    • KARCHEDON
      KARCHEDON 20 abril, 2014, 02:02

      Por favor, explica eso de “elimina toda sorpresa de un climax demasiado a lo “Matrix””, porque no lo pillo.

      Responde a este comentario
      • Jayme
        Jayme 20 abril, 2014, 11:30

        Te lo explico, pero es inevitable soltar spoilers:

        La charla que tienen Cris Evans y Ed Harris es muy parecida a la que tienen Neo y El Arquitecto. Las revoluciones no estan pensadas por la gente de la cola del tren, sino mas bien por la gente de arriba. Son actos manipuladoso para darle a esa gente algo de esperanza y dejen de comerse los unos a los otros. Cada cierto tiempo se levantaba una revolucion de la que John Hurt ya se encargaba de que no llegara más lejos.
        Lógicamente luego todo cambia al estrellarse el tren.

        Pero en general si que es buena pelicula, mucho mejor que otras más pretenciosa como, por ejemplo, Oblivion y Elysium.

        Responde a este comentario
  2. dragón negro
    dragón negro Autor 19 abril, 2014, 21:04

    Seguramente la parrafada final hubiera quedado mejor algo más recortada, pero en su conjunto creo que se trata de un buen film de ciencia ficción con mensaje y crítica, y mucho más fantasioso y surrealista de lo que esperábamos.

    Responde a este comentario
  3. KARCHEDON
    KARCHEDON 20 abril, 2014, 02:09

    A mi me ha gustado mucho, es mas, se queda por el momento entre mis favoritos de la ciencia ficción moderna, vamos, lo que viene siendo del año 2000 a esta parte… aunque no lo tenía muy difícil. La película está muy bien hecha, llena de detalles que enriquecen el micro-universo que es el tren, y que hacen, que en muchos momentos, llegues a creèrtelo, porque, no nos olvidemos, que la realidad de nuestra sociedad supera con creces la crueldad que se muestra en muchas escenas de esta película, como cuando sabes de que está hecha la gelatina.

    La única duda que me queda, (¡atención! Avance argumental), es si al final, el viejales Gilliam (Jhon hurt) juega al juego del dueño del tren, o si realmente está a favor de la revolución.(Fin del avance argumental).

    Por cierto, no miré el reparto, pero en ningún momento reconocí a Tilda Swinton, algo, que aunque muchos piensen que no, es algo que hace grande a un actor, y es precisamente que no la reconozcamos de un film a otro. Una de las mas grandes actrices actuales, sin duda.

    Responde a este comentario
  4. dragón negro
    dragón negro Autor 21 abril, 2014, 23:47

    Spoiler!!!!

    A mi parecer, creo que al final apoya al joven a que siga adelante hasta el final, ya que en cierto momento le dice que si llegan hasta el primer vagón, no le deja hablar, ya que sabe que si habla le puede convencer de que haga su papel.

    Responde a este comentario
    • KARCHEDON
      KARCHEDON 23 abril, 2014, 02:02

      Eso es justo a lo que me refería. Porque espera que siga hasta el final, pero momentos antes, les dice que se duchen para poder contarlos, como bien dicen después. Es raro.

      Responde a este comentario
    • jayme
      jayme 24 abril, 2014, 22:17

      O una de dos, o se lo dice para que no se deje convencer por el Maquinista para tomar el relevo, o porque bien sabe que le va a contar la comunicación que tenian y se daría cuenta de que le habia estado engañando todo ese tiempo.
      Es lo bueno que tiene ese guión, que te deja escoger a tí, y no te lo da mascadito.

      Responde a este comentario
  5. dragón negro
    dragón negro Autor 24 abril, 2014, 01:51

    pues no se, tendría que volver a verla, no recuerdo ese momento ducha…

    Responde a este comentario
  6. dragón negro
    dragón negro Autor 24 abril, 2014, 15:32

    ya, ya, de eso me acordaría, vamos, seguro…. XD

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*