Crítica: The Scribbler

Crítica: The Scribbler

Ya habíamos visto en el tráiler de The Scribbler, adaptación de la novela gráfica de Dan Schaffer que ha dirigido John Suits, que a pesar de ser un film de bajo presupuesto el apartado visual iba a estar bastante cuidado dentro de sus limitaciones, lo que faltaba por ver era que el resto estuviera a la altura, y todo se queda un poco a medio camino entre varios géneros sin saber muy bien para donde tirar y sin acabar de resaltar en ninguno de ellos.

De entrada conocemos a Suki, una joven enferma con trastorno de personalidad múltiple que llega a la Juniper Tower, un edificio donde los enfermos mentales acaban de perfilar su tratamiento antes de poder integrarse en la sociedad, un lugar con una gran tasa de suicidios. Allí tendrá que lidiar con el resto de enfermos mientras se trata con una máquina experimental para eliminar sus personalidades hasta que solo quede una.

Una de estas personalidades es la que da título al film y la que genera toda la intriga y el misterio sobre lo que es capaz de hacer. Cada vez que Suki se somete al tratamiento de la máquina, pierde un día, en el que otra chica se suicida en el edificio saltando al vacío, y la máquina aparece más retocada y ampliada. La policía investiga estas muertes, y se encuentra interrogando a Suki al principio, y es a través de la explicación de la protagonista que vamos conociendo la historia.

A pesar de su ambicioso estilo visual, sucio, oscuro y vintage, y su pretencioso y enigmático tratamiento sobre la personalidad múltiple, que da el juego de crear buena parte del misterio, al final todo desemboca en un thriller de lo más simple por descubrir quien ha matado a todas las chicas, para luego pasar a una especie de cine de superhéroes de acción donde se nota demasiado la falta de presupuesto en una deslucida escena final.

Suits se ha preocupado en colocar filtros oscuros, en filmar la podredumbre que infecta el edificio, en lograr efectos de cámara, primeros planos y demás, incluso de explotar la sensualidad de su protagonista, una agradable sorpresa el encontrarnos una Katie Cassidy irreconocible, muy distinta a como la hemos visto estos últimos años en Arrow, con una fuerza y luciendo un erotismo del cual no la veía capaz, pero se olvida por otro lado de generar un guión fluido, que ofrezca tensión y emoción, y lo que consigue es que cada vez tenga mas desapego a lo que veo.

Su mezcla al final de thriller barato, cine de superhéroes y mensaje trascendental le hace un flaco favor y realmente acaba por descolocarme después de aguantar una trama que uno no sabe muy bien por donde va a tirar, evidentemente acaba tirando por tantos lados que el empacho es inevitable.

the scribbler poster

Puntuacion
8out of 5

2

2 out of 5
Se deja ver

Etiquetas en este artículo:
Se deja ver

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com