Crítica: Sabotage

Crítica: Sabotage

Esta claro que Arnold Schwarzenegger en su regreso al cine ha buscado proyectos con directores de cierto prestigio, empezando por Kim Jee-woon en lo que es su trabajo más redondo hasta la fecha The Last Stand. Tras la más pobre Plan de Fuga junto a Stallone dirigida por Mikael Håfström, ahora ataca con Sabotaje, un thriller policial de acción de David Ayer, reputado guionista y director que se siente cómodo con los policías de doble moral y las fuerzas especiales, pero a mi parecer el film se le va de las manos.

Arnie es esta vez el jefe de un equipo de fuerzas especiales que decide robar 10 millones dólares a un cartel de la droga, pero cuando van a buscar el dinero este ya no está. Además, la policía descubre que faltan esos 10 millones y empieza a investigar de cerca al equipo. Pasados 6 meses deciden retirar las acusaciones por falta de pruebas contra el grupo y este vuelve al trabajo, pero entonces empiezan a ser asesinados uno por uno. No tardará en saltar la desconfianza entre ellos y las acusaciones por haber robado el dinero.

Sabotage se aguanta más o menos unos 3 cuartos de hora, luego se le acaba de ir del todo de las manos a Ayer, tanto argumentalmente como por su excesiva violencia desmesurada. Soy de los que disfruta viendo una buena ración de sangre y gore sin problemas, pero como todo, tiene su lugar y su momento, y creo que en el film de Ayer esta violencia y este gore no está bien introducida, no funciona. Un claro ejemplo es la persecución final en donde va muriendo gente que pasa por allí pareciendo más una comedia chusquera que un film de acción que decide mostrar violencia sin mesura. Para hacer un film así con violencia explicita hay que hacerlo bien, y en eso los coreanos son los amos, y si no vasta con repasar films como I Saw the Devil o The Yellow Sea por poner un par de ejemplos para ver como la violencia salvaje se integra en la trama y es parte de ella.

Y ya no es solo la sangre y las visceras, sino que todo el film rebosa testosterona por los cuatro costados, se nota en la chulería de sus protagonistas, unas moles hipervitaminadas a los que le falta poco para liarse a guantazos con quien sea o para increpar sexualmente a cualquier mujer. Entre diálogos de machos alfas y chascarrillos sexuales, la única que parece aguanta un poco el tipo entre tanto macho es una estupenda Olivia Williams que es la única gota de elegancia que tiene Sabotage.

Argumentalmente tampoco destaca precisamente el film, ya que al final, a parte de previsible, resulta absurdo como reaccionan algunos personajes, sus motivaciones, como algunos de los que apenas han aparecido acaban siendo decisivos en el tramo final, y como el plan urdido y los asesinatos no tienen ni pies ni cabeza

Sabotage estará bien para los incondicionales de Arnie y aquellos que disfruten de un thriller sin muchas pretensiones e incluso para aquellos que disfruten del gore sea cual sea el entorno, pero el resto creo que pasarán mejor su tiempo en otros quehaceres.

se deja ver

 

 sabotage poster


Etiquetas en este artículo:
Se deja ver

2 comentarios

Deja un comentario
  1. Fede
    Fede 15 julio, 2014, 22:01

    Pues la verdad que sí. No me ha molestado verla, y se agradece que Chuache intente cosas nuevas, pero lo del gore porque sí le hace tanto daño como ese desenlace sin puto sentido. Y es que… SPOILERACO, de verdad te vas a vengar matando a TODO el grupo, solo porque “intuyes” que alguien se ha quedado con la pasta? Absurdo. Y esos últimos 5 minutos ahí pegados para que veamos cómo pasa lo que ya sabemos. Eso sí, Mireille Enos da miedo la tía y Sam Worthington demuestra que, con un director de actores detrás, es algo más que un tronco.

    Responde a este comentario
  2. dragón negro
    dragón negro Autor 16 julio, 2014, 12:36

    SPOILER!!!

    Es que todo el plan es absurdo, lio al equipo para robar 10 millones para luego cargarmelos y gastarlos en atención ¡¡¡¡sobornar a un poli!!!! En otro tipo de peli hubiera dicho: equipo vamos a vengar a mi mujer, y se hubieran ido todos a pegar tiros y a cargarselo. Lo dicho, un sin sentido todo.

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com