Crítica: Robopocalipsis

Robopocalipsis es una novela de Daniel H. Wilson que a bien seguro a todos nos suena, ya que en marzo de 2010 Steven Spielberg se hizo con los derechos para llevarla al cine a través de su productora Dreamworks y junto a 20th Century Fox. La novela la ha publicado este mismo mes Plaza Janés en nuestro país y han tenido la amabilidad de hacerme llegar una copia para que os cuente que tal.

Robopocalipsis nos relata una guerra contra las máquinas, una inteligencia artificial se ha revelado y llevará a cabo un plan para acabar con los humanos. La tematica no es nueva, me vienen a la cabeza así de repente clásicos como Terminator, Galactica o incluso Matrix, pero el enfoque que quiere dar la novela es bastante distinto a lo antes mencionado, ya que nos contará con bastante detalle el despertar de la inteligencia artificial y como trama un plan para tomar el control del planeta hasta finalmente su derrota y como se llegó a conseguir.

Al empezar a leer nos encontramos con que la guerra ya ha terminado, los humanos han vencido por fin a la inteligencia artificial conocida como Archos y uno de los protagonistas encuentra una especie de caja negra que ha guardado información sobre todo el devenir de la guerra. Se encargará entonces de realizar un relato en donde iremos conociendo los momentos más relevantes de esta guerra justo desde la aparición de Archos hasta el presente para dejar constancia de lo sucedido.

Lo primero que recuerda el estilo de la novela es a Guerra Mundial Z, ya que a través de pequeños fragmentos e historias, en principio aparentemente aisladas, iremos completando y conociendo todo el devenir de esta guerra. Dividido en cinco partes, las dos primeras son sin duda las más interesantes, tanto por ir empezando a conocer a los personajes importantes que tendrán mucho que decir a lo largo de la contienda como por lo curiosos e insólitos que resultan sus relatos.

Al contrario de lo que sucedía en Guerra Mundial Z, donde pocas veces se incidía en los mismos personajes e historias, Robopocalipsis se va centrando cada vez más en los mismos protagonistas, estrechando el amplio círculo abierto en su inicio, y decayendo en tópicos y en una historia que va perdiendo en interés, volviéndose mucho más predecible por momentos. Toda esa frescura de su comienzo se va perdiendo cuando se van uniendo las tramas, como si le hubiera entrado la prisa por terminar la novela o no hacerla muy larga.

De todas maneras, Robopocalipsis es una lectura más que recomendable para cualquier aficionado a la ciencia ficción, una novela que te atrapa desde el principio y que además se llega a leer en un suspiro. Sus poco más de 400 páginas ofrecen un estilo bastante sencillo de lectura, sin entrar demasiado en tecnicismos de robótica, se nota que se ha primado aquí el entretenimiento más que otra cosa, y desde luego logra hacer pasar unos buenos momentos.


Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com