Crítica: Rapture-Palooza

Crítica: Rapture-Palooza

¿Qué está pasando este año con las comedias de género? Si el otro día ya deje en evidencia Hell Baby, esta nueva incursión en el humor con tintes apocalípticos llamada Rapture-Palooza tampoco es vaya a tener muy buena nota, a pesar de que me ha parecido algo mejor que la anterior, cosa que tampoco era muy difícil.

Rapture-Palooza tiene un buen inicio, de repente un día, buena parte de la población desaparece y asciende a los cielos, dejando al resto sobre el planeta y sufriendo las plagas apocalípticas. Entre ellos se encuentran una joven pareja, Ben y Lindsey, que intentan sobrevivir como pueden a la extraña situación.

Hay que reconocer que el principio está bien encaminado, la escena de la langosta parlanchina y el padre está muy lograda y es divertida, apuntaba maneras, pero a partir de ese momento toda va de mal en peor.  El desarrollo del film acaba siendo tan estático y simplón, que te acaba sumiendo en el aburrimiento. Todo esto acompañado de unos diálogos sosos, que encuentran su mejor baza en el lenguaje soez y en soltar guarradas en la boca del anticristo, junto con unos actores que de nuevo no dan la talla vuelven a convertir un prometedor film en un quiero y no puedo.

Tras un desgraciado accidente que acaba con el carrito de sándwich de la joven pareja, esta se verá obligada a aceptar la propuesta del padre de Ben de trabajar junto a él para el Anticristo. Una vez en la casa, este se enamora por completo de Lindsey y hará cualquier cosa para conseguir llevársela a la cama.

Anna Kendrick no es que sea fea, pero igual le falta el atractivo suficiente para que el Anticristo se enamore de ella de manera tan perdida cuando es un mujeriego de mucho cuidado, con lo cual la cosa no acaba de funcionar, John Francis Daley, el psicólogo de Bones, hace el mismo papel de pardillo bonachon que en la serie, ya tiene cara para ello, pero le falta presencia y gancho para el humor, y sobra decir que la química entre ellos es prácticamente nula, y Craig Robinson es el Anticristo, cuya mayor gracia es la de ir soltando marranadas a Lindsey minuto a minuto. Como curiosidad, el padre de Ben está interpretado por Rob Corddry, protagonista del otro fiasco humorístico que es Hell Baby.

Rapture-Palooza tiene buenas ideas a las que su director, Paul Middleditch es incapaz de sacar partido y de dotarlas del suficiente humor y ritmo como para hacerlas llamativas y atractivas, y el film se va hundiendo poco a poco en una trama carente de interés. Una verdadera lástima, dos films que prometían en sus tráilers y propagandas y que luego no han sabido llegar al espectador, pero no hay que desfallecer, aún tengo esperanza de que This is the End merezca la pena.

se deja ver

 

 

rapture-palooza-poster


Etiquetas en este artículo:
Se deja ver

3 comentarios

Deja un comentario
  1. Alvaro
    Alvaro 3 octubre, 2013, 17:43

    ésta si que es mala :-P…. solo me reí ( y mucho debo decir) con la primera aparición de la langosta… el resto… nada… esperar a que termine y borrarla…

    Responde a este comentario
  2. dragón negro
    dragón negro Autor 3 octubre, 2013, 21:01

    Si, el primer gag de la langosta es lo mejor del film, luego cae en picado, aunque a mi no me exasperó tanto como Hell Baby

    Responde a este comentario
  3. Fede
    Fede 4 octubre, 2013, 06:11

    La peli en sí es una gilipollez, pero tengo que admitir que me reí unas cuantas veces, aparte de con la langosta (suffeeeeer!!!). Y yo sé que soy raruno, pero a mí la Kendrick sí que me hace tilín. Es una de esas mujeres no-bellas pero que tienen algo.

    Ah, y aviso de navegantes: tuve la ocasión de ver Juerga hasta el Fin (This is the End) en una sala casi vacía y, sin estar mal, tampoco es lo que prometían. Tiene más presupuesto y una merecida calificación R, pero me da a mí que esto es a los USA lo que Torrente es a nosotros: humoristas que sólo ellos conocen, cuyo humor es muy local y personal. Si conoces a estos tipos de otras películas y programas de la tele tal vez te hagan gracia, si no, pues te parecen unos mediocres sin talento, que sólo ocasionalmente tienen algún chiste afortunado. El resto, bromas privadas a cargo de muchos cameos, algo de FX y muuuuuucha sal gruesa.

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com