Crítica: Outpost III: Rise of the Spetsnaz

Crítica: Outpost III: Rise of the Spetsnaz

Tercera entrega de la muy recomendable saga Outpost, que a modo de precuela sirve para cerrar esta particular trilogía sobre los experimentos nazis y la resurrección de los muertos como soldados de combate. Si la primera entrega encontrábamos a un grupo de mercenarios descubriendo este bunker y encontrándose dentro el horror en una película claramente enfocada más al terror y en la segunda parte, Outpost II: Black Sun, nos sorprendían con una cinta al más puro estilo de aventuras en donde una investigadora busca este bunker lleno de secretos y peligrosos nazis que han vuelto a la vida, esta tercera entrega podríamos decir que se decanta más por el cine de acción más puro y duro.

Nos encontramos en plena segunda guerra mundial, siguiendo de cerca un grupo ruso conocido como Spetsnaz, un peligroso comando que es el azote de las fuerzas alemanas. Pero este grupo se topará con una amenaza con la que no contaban, unos soldados nazis salidos de la tumba.

Centrándose en Dolokhov, la persona la mando de la unidad, veremos como es apresado y llevado cautivo al ya conocido bunker donde se están empezando a llevar a cabo los experimentos para crear estos soldados superdotados para el combate. Dolokhov tendrá que escapar de allí, destruir el bunker y ayudar a los pocos que quedan de su unidad.

Kieran Parker, co-guionista de la primera y productor de la segunda, debuta en la dirección con el film haciendo un trabajo bastante notable y al igual que en las anteriores, dirigidas por Steve Barker que en este cierre de trilogía está desaparecido, vemos que le gusta rodar con estilo, colocando la cámara allí donde lograr el mejor encuadre, sirviéndose de la cámara lenta para resaltar la acción y consiguiendo un logrado aspecto visual que hace que siempre funcione todo un poco más fluido.

Me hubiera gustado que para este cierre de trilogía nos hubieran ofrecido algo más que esta rutinaria precuela en la que tampoco se nos llega a contar gran cosa sobre el origen de estos experimentos, dejando además muchos cabos sueltos y caminos abiertos en la historia. Visto lo visto, hubiera preferido que se continuara la trama del segundo film, sin duda el mejor de la saga, que nos dejó un final abierto. No digo que sea una mala película, que no lo es, pero si creo que es la más floja de las tres, y que se le va la mano decantándose al cine de acción en vez de apostar por resaltar más la trama sobrenatural y de los experimentos, mostrándonos algo más sobre su origen.

merece la pena

 

 

 

outpost III poster dvd


Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com