Crítica: Not Forgotten

Parece que en los thrillers de suspense todo vale para, con un giro final, sorprender al espectador, algo que no es nada nuevo, lleva años y años haciéndose, de hecho, si el thriller al final no logra sorprender de manera complaciente, esto influirá muy negativamente en la valoración final del resultado. Pero lo que no puede ser es que estamos llegando a un punto de tomadura de pelo donde este giro final no se lo cree ni el propio director que está rodando la película, una sorpresa final que es tan incoherente con lo que se ha visto hasta el momento que es imposible tomársela en serio ni que resulte creíble. A este grupo de film pertenece este Not Forgotten.

Not Forgotten nos presenta a un padre de familia casado con una bella mujer mexicana y con una hija de un anterior matrimonio. Viven una vida discreta y apacible en un pueblo de Texas fronterizo, hasta que un día su hija desaparece. Todo apunta a un secuestro, y Jack no puede evitar tener la sensación de que su oscuro y secreto pasado tiene algo que ver en todo esto, un pasado que cuando empiezan las investigaciones acabará saliendo a la luz. Pero Jack tiene sus propios recursos para encontrar antes a su hija.

Si pudiéramos decir al menos que mientras avanza la trama la cosa es coherente y entretenida, el final del film dejaría un regusto agridulce pero tendría un pase, lamentablemente no es este el caso, con un guión que siempre está a disposición de la historia y no al revés, donde el protagonista hace y deshace sin mucha lógica. Luego, de por medio nos van colando elementos de brujería y magia negra que realmente tampoco es que pinten mucho ni ayuden en el desarrollo de la historia que se nos cuenta.

La película la protagoniza Simon Barrer, conocido actualmente por ser el protagonista de la serie El Mentalista, y cuyo papel tan solo logra despertar interés cuando saca a relucir su oscuro pasado y su faceta más salvaje y sangrienta, que es cuando el film gana más enteros, lástima que luego dura poco. Y la protagonista femenina es Paz Vega, en un papel bastante soso como la esposa mexicana del protagonista, una vez más los norteamericanos les da igual español que mexicano, sobre todo cuando el personaje que hace de su hermano, el jefe de policía, si que es claramente un mexicano típico de piel morena. La hija está interpretada por Chloe Moretz, recientemente vista en Zombieland, y también aparece por allí Claire Forlani, ambas en unos papeles más anecdóticos que otra cosa.

Not Forgotten es un thriller tramposo, todos lo son pero es que aquí es de escándalo, que no consigue vencer nuestra incredulidad a medida que se desarrolla su historia y que acaba teniendo un final tan rebuscado como poco plausible, algo que ya acaba con toda tu paciencia contenida y despierta una inevitable mala leche desde el interior de tus entrañas por haber aguantado hasta el final semejante despropósito.


Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com