Crítica: Knights of Badassdom

Crítica: Knights of Badassdom

Hay películas que uno prácticamente ve nacer desde sus inicios, con lo que es inevitable acabar cogiéndoles cariño. Y eso es más o menos lo que ha acabado pasando con Knights of Badassdom, un film al cual le he seguido la pista desde prácticamente se empezó a anunciar su casting y al cual he seguido de cerca hasta sus últimos problemas, cuando Joe Lynch, su director, tuvo tantos problemas con el productor por el acabado final del film. Finalmente se ha estrenado la versión del productor y no la del director, no se si esto influirá mucho, e incluso sabe mal decir esto, pero Knights of Badassdom debería haberse quedado en la sala de montaje, no creo que la versión del director llegue a mejorar demasiado lo visto.

A Joe lo acaba de dejar su novia, y su mejor amigo y compañero de piso se lo lleva a una concentración de rol en vivo para que se distraiga. Allí conocerá a la atractiva Gwen, que se unirá a su grupo. Pero un inocente hechizo se acaba convirtiendo en una pesadilla cuando un demonio invocado empiece a acabar con los participantes en el juego.

Knights of Badassdom falla en muchos aspectos que iré desgranando poco a poco, y uno de los más importantes es el humor, que no acaba de funcionar en todo el metraje, sobretodo cuando lo relacionamos con el terror, lo que más gracia hace es cuando los distintos personajes se pican en sus interpretaciones de rol, pero todo lo relacionado con el demonio deja bastante que desear.

El otro gran problema es un guión sin mucho sentido, el que sea una comedia no es excusa para el todo vale, y Knights of Badassdom tiene uno de los finales más de vergüenza ajena de los últimos años. Todo ello sin contar con todas las incoherencias y libertades que se toma antes. También me hace gracia ver como el personaje de Summer Glau se pasea por la película sin mucho sentido, como su relación con el protagonista y su supuesta historia de amor está tan poco trabajada, vale que es de las veces que más guapa la hemos visto vestida en plan medieval, pero eso no es excusa. Ni siquiera la presencia del ahora muy popular Peter Dinklage, cuyo personaje es de lo mejorcito, consigue levantar este desaguisado.

En resumen, Knights of Badassdom es un absoluto desastre en prácticamente todos los sentidos, que funciona mejor cuando los personajes juegan a rol y se pican entre ellos que cuando se enfrentan a este demonio de pacotilla de efectos especiales cutres, lo cual no serie un problema si tuviera su gracia, pero no la tiene. Existe un film, para el que le guste la temática de rol en vivo, que vimos hará unos años en Sitges llamado The Wild Hunt, que le da un repaso en prácticamente todo a este. Le voy a dar un dos por cariño más que por otra cosa.

se deja ver

 

 

 

knights of badassdom poster

 


Etiquetas en este artículo:
Se deja ver

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com