Crítica: It

Crítica: It

Llega la esperada nueva versión del clásico de Stephent King tras ponerla por las nubes en Estados Unidos y nos encontramos con un film que hace bastante justicia a la novela pero que en ningún momento deja de lado que se trata de cine de terror comercial y que para ello tiene que estar cargada de escenas de sustos y de sobresaltos. Por suerte, el tratamiento del resto de la historia es lo suficientemente convincente para que la película no decaiga en una sucesión de momentos impactantes y poco más.

La historia pasa de centrarse en los años 50 a hacerlo en los años 80, que ya sabemos todos que están muy de moda ahora, y no solo por el éxito de Stranger Things, hay que nombrar a la serie en la crítica que queda muy bien por sus parecidos, ya hay desde hace años una tendencia a recuperar esa gloriosa década. Un grupo de chicos se tendrán que enfrentar a una entidad maléfica en forma de payaso que ataca al pueblo cada 27 años y que en esta ocasión está haciendo desaparecer a niños de una manera alarmante.

El eje central bajo el que giraba la novela era el miedo y la superación de este, algo que la película hereda e intenta potenciar cuando no está enfrascada en meterte el susto pertinente. Miedo no solo a esa tétrica figura circense, sino el miedo a muchos niveles. Tenemos de protagonistas a unos niños a punto de pasar a la adolescencia que están constantemente amenazados por los matones del cole mayores que ellos, que alguno de ellos tienen unos padres bajo los que viven atemorizados, y luego además están sus propios miedos personales, y a lo largo de la película tendrán que superar para encarar a Pennywise.

Algo que choca también viendo esta nueva versión de It, es su más que evidente busca de corrección política, y con esto no me refiero a la omisión de cierta escena sexual polémica, era de esperar que no apareciera por ningún lado, sino en detalles como que los matones persiguen al personaje de color y en ningún momento lo insultan por su raza, como sería lógico, o que el personaje de la chica fume pero se vea solo de pasada o que la relación entre la chica y su padre quede un poco en el aire de si hay solo maltrato a algo más, por poner algunos ejemplos que hacen que parezca que hay una linea que no se quiere cruzar para no generár controversia.

Lo que sí que consigue It es tener a un grupo de actores con una sorprendente naturalidad y desparpajo, un grupo de jóvenes protagonistas donde cada uno tiene su momento y su peso en la historia y con unos diálogos muy frescos y divertidos. Aunque sin duda hay que destacar a la única chica del grupo, una Sophia Lillis que dará mucho que hablar y que es el vivo retrato de Sylvia Kristel, la misma mirada en sus ojos y la misma sonrisa.

It podría haber escarbado algo más en sus personajes y en sus miedos, en sus entornos, pero la tendencia es la que manda y lo que demanda el pública mayoritario es que le asusten cada cinco minutos para entretenerse, pero al menos Muschietti logra no dejar de banda lo que importa del relato y que estos sobresaltos tengan un mínimo de coherencia a pesar del abuso, conformando así una película comercial de terror pero fiel a la obra en medida de lo posible, lo cual ya es un buen logro.

Puntuación
15out of 5

3.8

3.8 out of 5
No te arrepentirás

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com