Crítica: The Imitation Game

Crítica: The Imitation Game

El biopic del desconocido matemático británico Alan Turing es el film elegido por Morten Tyldum, director de la genial Headhunters, para dar su primer paso dentro de la lengua inglesa. Lo hace de una manera sobria y dentro del thriller donde se desenvuelve tan bien para contarnos la historia de este hombre que fue capaz de descifrar los códigos alemanes en la Segunda Guerra Mundial, inclinando claramente la balanza hacia el lado aliado ganador, pero que luego fue denostado por su condición de homosexual en una Inglaterra de los años 50 donde se consideraba un delito.

La película empieza en un presente del año 1951, cuando un policía investiga a Turing y en un interrogatorio este le contará su sorprendente historia, lo que dará lugar a varios flashbacks donde conoceremos como entra en el ejército y sus primeros pasos creando la máquina que acabaría descifrando los códigos alemanes. Dentro de estos flashbacks encontraremos otros en donde se nos mostrará la adolescencia del personaje en una escuela donde era maltratado por sus compañeros a causa de su extraño comportamiento y su inteligencia por encima del resto.

Se nos presenta a Turing como una persona poco sociable, increíblemente inteligente y lógica, Cumberbatch sabe mucho de interpretar a personajes así, de hecho su celebre Sherlock Holmes tiene ciertas similitudes con este Turing, pero aquí hay matices distintos, no hay tanta arrogancia y si mucha timidez y ganas de agradar y encajar con el resto, además de un leve tartamudeo y una fragilidad física contra la violencia.

Tyldum apuesta fuerte por el thriller dejando de lado algunos aspectos técnicos sobre el proceso de creación de la máquina que personalmente me hubiera gustado conocer, pero aquí lo que importa es el tiempo contrarreloj y todos los impedimentos contra los que tiene que luchar Turing para sacar adelante su proyecto en el que parece que nadie cree. También se hace mucho hincapié la condición homosexual del protagonista y todos los problemas que debido a la época le tocó vivir le causaron al final, así como su condición de marginado social por su carácter esquivo y directo que le causa de entrada la enemistad de sus superiores y de sus compañeros, se insiste mucho en que son las personas distintas las que acaban marcando la diferencia con cierta frase repetida varias veces.

Pero no todo es descifrar un código, me parece mucho más atractivo el tramo final en donde una vez descubierto el secreto hay que saber que hacer con él, un giro donde entra la parte más dura y dramática, a la vez que evidentemente lógica, del relato, explicando como la guerra se acabó ganando gracias a la actuación y la dificil decisión de estos hombres.

The Imitation Game es un buen biopic que como todos está claro que se toma sus libertades para darle ritmo e interés a la trama, que realmente lo consigue. Quizás sea demasiado académico en su puesta en escena y en su acercamiento a la figura de este matemático pero la verdad es que funciona y da a conocer uno de los nombres más desconocidos de la Segunda Guerra Mundial y sin duda uno de los más importantes.

imitation game poster

Puntuación
16out of 5

4

4 out of 5
No te arrepentirás

Etiquetas en este artículo:
No te arrepentirás

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com