Crítica: Imago Mortis

Un joven en una especie de internado de cine, empieza a tener fantasmales visiones que le conducen hacia el descubrimiento del Tanatoscopio, un artilugio medieval concebido para capturar la última imagen de la retina de una persona justo antes de morir. El aparato lleva desaparecido durante años, y no serán pocos los que ansíen hacerse con el y retomar sus macabros experimentos.

Imago Mortis es un film de terror de aire clásico y con tintes de giallo, no en vano su director es el italiano Stefano Bessoni a pesar de su conocido reparto protagonista español. Todo el film está envuelto en una aureola ochentera, tanto en su estética como en la época en que se ubica, que aunque no es indica en ningún momento, es bastante presumible. Y eso es un gran punto a su favor, que uno ya se cansa de las películas de terror modernas con móviles que no tienen nunca cobertura.

El film, rodado claramente en inglés, tiene un doblaje al castellano de lo más penoso, y es que cuando actores perfectamente reconocibles no ponen su voz, la cosa canta estrepitosamente.

Imago Mortis mezcla cine de terror de fantasmas, thriller y giallo, siendo la parte más desfavorecida la de los fantasmas, una parte que no acaba de convencerme y que bien se podrían haber ahorrado y crear una trama donde el chico descubre el aparato de otro modo, ya que tampoco se acaba justificando esta presencia del todo claramente al final del film, pero es la excusa perfecta para crear algún que otro sobresalto al espectador.

Me ha gustado la forma en que han tratado la historia de amor entre los protagonistas, sin prisas y trabajándola bien, es bastante convincente. Se juega además la carta de confundir al espectador entre si lo que está viendo nuestro protagonista es real o son imaginaciones suyas debido a la reciente muerte de sus padres y su estado traumático y nervioso. Y no podía faltar un final sorpresa donde se desvela el rostro del enigmático asesino que no deja de estar logrado y de ser verosímil.

Alberto Amarilla, que no es muy santo de mi devoción, lleva todo el peso del film y consigue convencer, así como Oona Chaplin en el interés amoroso del protagonista con una actuación sobria y sin destacar mucho, y el resto de secundarios, una Geraldine Chaplin bastante extrafalaria, un Alex Angulo que está pasable y una Leticia Dolera un poco sosa y que solo destaca hacia el final.

Imago Mortis es un buen film de terror que al que le sobran algunas cosas pero que en general gustará a los amantes del género que han crecido con el cine de terror gótico y clásico italiano, ya que encuentra en su ambientación su mejor apuesta y mayor logro.


14 comentarios

Deja un comentario
  1. DONmejias
    DONmejias 28 julio, 2009, 13:24

    yo estoy que la veo que no la veo eso de tanto actor español me da upoco de mal fario. pero des pues de leer el post me voy a arriesgar.

    un saludo

    Responde a este comentario
  2. Oscar X
    Oscar X 28 julio, 2009, 16:23

    A veces, que un actor ESPAÑOL, por muy conocido que sea, sea doblado por un profesional, no es tan malo. En ocasiones es incluso preferible.

    Intentaré ver esta peli a ver qué tal.

    Responde a este comentario
  3. Pliskeen
    Pliskeen 28 julio, 2009, 18:23

    La película no me llama lo más mínimo y dudo que vaya a verla, pese a tu positiva reseña (que me ha sorprendido, para qué negarlo). Sin embargo, quisiera comentar el tema del doblaje.

    Ver a un actor español doblado con otra voz que no es la suya se nos hace irremediablemente raro, más si el actor o actriz en cuestión le hemos visto actuar muchas veces tal cual. Pero si el actor de doblaje es un profesional, lo hace bien y la voz le pega, es mucho mejor que sea así, ya que ha quedado demostrado que los actores y actrices españoles no saben doblarse a sí mismos. Aitana Sanchez Gijón en “El Maquinista”, Banderas en sus inicios, Jordi Mollá en varias películas, Bardem en otras tantas (creo que en Collateral), se han doblado de pena. Un desastre que hace daño a los oídos.
    Por mi parte, prefiero que actores de doblaje los doblen, ya que aunque se nos haga raro eal principio, no dejan de ser profesionales.

    De todas maneras, cuando se está en contra de una cosa o de la otra (o de ambas), lo mejor es v.o.s. y santas pascuas xD

    Saludos 😉

    Responde a este comentario
  4. Pliskeen
    Pliskeen 28 julio, 2009, 18:29

    Y ojo, que a veces no sabes que es peor, si escucharlos doblados u oír como hablan el inglés. Porque la pronunciación de Paz Vega es lamentable, como poco xD

    😉

    Responde a este comentario
  5. tony08700
    tony08700 28 julio, 2009, 19:57

    Es la peor pelicula que he visto en mucho tiempo. El critico de esta pelicula ha olbidado comentar: lo aburrida, sosa y sin sentido que es. Puntuacion 3 de 10

    Responde a este comentario
  6. dragón negro
    dragón negro 28 julio, 2009, 21:21

    hombre, a mi tan sosa y aburrida no me lo ha parecido, y perfectamente le doy un 6.

    Responde a este comentario
  7. redond0
    redond0 29 julio, 2009, 10:09

    Una de las peores películas que he visto en mi vida.
    Nada tiene sentido, cortes de camara que entiendo muy bien, una historia a trozos, unos fantasmas que.. en fin y para mas inri las voces, los doblajes son malos malos malos malos, creo que el critico no ha visto la peli 😉

    Responde a este comentario
  8. pepa
    pepa 2 agosto, 2009, 16:03

    Después de ver la mierda de pelíqula ha buscado en las críticas y esta que os detallo es la que mejor define la peli:
    Ad Maiorem Mediocritas Gloriam
    ¡Santo Dios! ¡Qué cosa más mala de película! ¿A qué pobre diablo se le habrá ocurrido producir, dirigir o interpretar este bochornoso bodrio, deslavazado y aburrido a manos llenas? No quisiera ser despiadado, pero decidan si no ustedes cuando vean a un tal Alberto Amarilla en casi todos los planos y escenas sin contar nada, con una vocecita ridícula, procurando hacernos sentir miedo o estupor cuando no pena.
    Un tanatoscopio (averigüen qué coño es este aparato del siglo XVI y para qué sirve y sabrán de qué va la película de las narices o de los ojos, en este caso) da pie a unos insensatos a creer que se puede retratar el momento último de la muerte (de los otros, no vaya a ser que las preclaras mentes científicas se pierdan por hacer experimentos consigo mismos); un frágil alumno -de fotografía y cine, supongo, en una universidad que no queda claro si es inglesa, americana o europea- que responde al apodo cariñoso de “Calavera” por su tez blanquecina y lechosa, empieza a ver muertos por doquier (en realidad son dos los muertos, y el doquier son los interiores de la venerable institución docente y sus aledaños)… y no busquen más, porque el tal “Calavera” se pasa los 90 largos minutos poniendo cara de haber visto dos merluzas preparando una lubina al horno… ¡Dios, y la música, qué música, quién es el músico que me lo cargo!
    Una cosa les pido a productores de cine: Eviten, en la medida de lo posible, las coproducciones. Ésta que es de Italia, España e Irlanda (tres países católicos por excelencia, y, por extensión, y con un cine a ratos talentoso, casi siempre, pesado y con mucho pasado), no es para descrita. Salí de la sala de proyección (mi casa) bostezando, como se suele, con ardor de estómago y una mala hostia sin consagrar que para sí quisieran los adoradores del diablo.
    Ni la vean, ni se molesten… y si lo hacen, no duden en escribir una crítica aún más ácida, si cabe, que ésta que acaban de leer. Saludos

    Responde a este comentario
  9. Elena
    Elena 2 agosto, 2009, 18:21

    Pufff acabo de ver la peli y lo primero que he dicho cuando ha acabado ha sido…que?? No me he enterado de nada, la pelicula no tiene argumento por ninguna sitio y aunque es cierto que la historia tiene un poco de intriga por que no sabes muy bien de que va, no creo que merezca la pena ir al cine a verla.

    Despues dicen que el cine español es poco visto, pero si esque haciendo este tipo de peliculas como piensasn salir de la crisis.

    Y al doblaje,aunque al principio lo he visto raro, me parece muy aceptable,esta muy bien.

    Responde a este comentario
  10. PETALO
    PETALO 4 agosto, 2009, 00:02

    sin duda una obra maestra del cine, una de las mejores peliculas que se podian hacer, brillante el argumente, los actores, el protagonista magistral, te hace estremecerte, toda la pelicula con esos ojos cristalinos, cubiertos por las lagrimas, una emocion… aun se me ponen los pelos de punta al recordarlo, y los actores y los doblajes al español… esque no me cansaria de decir cosas de esta perfección, la forma tan elegante de unir la comedia con el terror … con escenas inolvidables ese cordero aun sigue en mi mente, y bala llamandome en los suños, sin duda hay un punto de inflexion en mi vida un antes y despues de LA PELICULA, en resumen. La Mayor Mierda Que Han Visto Mis Ojos….un CAgao

    Responde a este comentario
  11. Adrian
    Adrian 4 agosto, 2009, 21:37

    Mi veredicto es rapido y conciso:

    PUTA MIERDA

    Responde a este comentario
  12. jordi ordoñez
    jordi ordoñez 8 agosto, 2009, 19:49

    la mayor basura que se ha podido hacer con dinero y poco talento. por favor que alguien defenestre al alberto amarilla ese y al director idem.

    Responde a este comentario
  13. Maria
    Maria 30 agosto, 2009, 19:33

    Muy mala y aburridísima: pésimos actores y peor guión!

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com