Crítica: Howl

Crítica: Howl

Segunda película del maestro de efectos especiales Paul Hyett tras The Seasoning House que se adentra de lleno en el terror más fantástico y desenfadado contando para ello con hombres lobo que atacan un tren nocturno averiado en medio de un bosque.

La película se centra en Joe, un revisor que tendrá que doblar turno y subir a un tren nocturno. Tras una estupenda presentación de los personajes mientras Joe les pide los billetes, donde podemos ir apreciando como son estas personas que evidentemente luego veremos atrapadas y perseguidas, el tren se detiene de manera brusca y el conductor acaba desapareciendo, lo que dará lugar a que Joe tenga que tomar las riendas de la situación muy a su pesar y sin mucho convencimiento por el resto de pasajeros.

Howl es un survival que en su primera mitad intenta centrarse en los personajes, unos 9 o 10, en presentarlos y en definirlos, en como reaccionan enfrentándose a una situación comprometida primero y luego ya claramente de supervivencia. Una vez definido el problema y presentada la amenaza, el film acaba tomando un giro que para bien o para mal era una de las dos opciones que tenia.

O bien tiraba por seguir con una línea centrada más en la tensión de la situación o bien tomaba el camino de no tomarse a si misma muy en serio, y es precisamente esta segunda opción la que toma, dejándose llevar por los tópicos y las situaciones más evidentes del género, en donde los personajes empiezan a ser más predecibles con escenas que suenan a ya vistas e incluso con uno de ellos tomando claramente el camino de ser el más odioso que deseas muera de la forma más brutal. Es justo cuando empiezan las muertes de cada uno de ellos, muertes que la mayoría se ven venir a la legua.

Lo mejor de la cinta son sus efectos especiales, sus criaturas, aquí es donde se nota que su director es un gran especialista en maquillaje y efectos visuales, ya que estas lucen como unos hombres lobos feroces y aterradores, alejándose un poco del hombre lobo más clásico peludo para tirar un poco más a un hombre lobo quizás más vampiro.

Howl es un mero divertimento de terror que creo no aspira a mucho más, y con ese propósito creo que cumple sobradamente, lo cual no es poco. Quizás con un guión un poco más ambicioso hubiéramos tenido una cinta de mucho más empaque, más de terror y tensión claustrofóbica, el escenario se prestaba a ello. Pero es uno de los males del cine de terror de los últimos años, que hay pocas cintas arriesgadas y todas acaban cayendo en el más de lo mismo. Nos ofrecen un rato entretenido pero lejos de innovar o de ofrecer algo novedoso.

howl poster

Puntuación
10.5out of 5

2.7

2.7 out of 5
Se deja ver

Etiquetas en este artículo:
Se deja ver

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com